14 de mayo de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha declarado hoy que, "por responsabilidad política y por respeto a su propio partido", el Presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, "debería convocar elecciones anticipadas", lo que, en su opinión, "sería lo más conveniente para todos los españoles". "Los momentos que estamos viviendo ponen en la cuerda floja al Presidente del Gobierno de España", ha manifestado.

En una comparecencia de prensa, Pedro Sanz ha analizado las medidas de ajuste del gasto público que anunció el pasado miércoles Rodríguez Zapatero y ha señalado que "son producto de un fracaso", el del Presidente del Gobierno de España. "Zapatero ha fracasado y ha hecho fracasar el proyecto socialista", ha afirmado. "Hemos vivido tres años de improvisaciones y Zapatero ha perdido la serenidad, el rigor y hasta el talante", ha destacado.

El Jefe del Ejecutivo regional ha continuado diciendo que se trata de unas medidas "duras y drásticas, que suponen el mayor recorte de derechos sociales de la historia de España". Además, ha lamentado que el profundo ajuste se vaya a aplicar "por las presiones que se han recibido de líderes europeos y americanos". "Es un poco humillante para los españoles pasar de un régimen soberanista a un régimen de protectorado", ha afirmado.

A continuación, Pedro Sanz ha asegurado que "estas medidas no son suficientes para salir de la crisis", porque quizás nos van a permitir "pagar la luz y el agua, si nos llega", pero no nos van a sacar adelante por sí solas. "Corremos el riesgo de entrar en un estancamiento de la situación política", ha augurado. Por ello, ha reclamado una reforma laboral y una reestructuración del sistema financiero para evitar que los riojanos "paguemos las consecuencias de la mala gestión de otros, que paguemos justos por pecadores".
El Presidente del Gobierno de La Rioja también ha criticado que Zapatero haya tomado las medidas "unilateralmente, sin contar con los sindicatos, los empresarios, los partidos políticos y las Comunidades Autónomas; las debería haber consensuado en La Moncloa para trasladar un mensaje de confianza, esperanza e ilusión en el futuro. Todos juntos tenemos que salir de aquí, por encima del color político".

Consecuencias en La Rioja
Respecto a las consecuencias del ajuste del gasto público anunciado por Zapatero en los riojanos, Pedro Sanz ha avanzado que aún "no tenemos ninguna información encima de la mesa. Sólo conocemos lo que han publicado los medios de comunicación y el diario de sesiones del Congreso de los Diputados", lo que, a su juicio, supone una "falta de delicadeza" por parte de Zapatero con las comunidades autónomas.

A renglón seguido, el Jefe del Ejecutivo regional ha anunciado que, en cuanto disponga de esa información, tiene previsto reunirse con los agentes económicos y sociales "para analizar en profundidad las medidas y ver de qué manera podemos ponerlas en práctica en La Rioja en beneficio de los ciudadanos, lógicamente cumpliendo las obligaciones que nos corresponden por ley en esta materia".

En este sentido, a preguntas de los periodistas sobre el posible recorte de los sueldos de los altos cargos, Pedro Sanz ha explicado que "estaremos totalmente condicionados y lo haremos con sumo gusto", tras la aprobación de una ley en el Parlamento de La Rioja en 2007 por la que se homologaban las retribuciones de los miembros del Gobierno y altos cargos de la Comunidad Autónoma con los de la Administración central. "Automáticamente se modificarán", ha dicho.