19 de noviembre de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha participado hoy en la presentación de la flota de autobuses que cubrirá las siete rutas del Transporte Metropolitano, iniciativa que, según ha señalado, "es la gran apuesta del Gobierno de La Rioja por un transporte público, eficiente, seguro, cómodo y adaptado a las necesidades de todos los riojanos".

Asimismo, ha destacado que la inminente puesta en marcha del Transporte Metropolitano, que comenzará a funcionar a finales de año para conectar Logroño con su entorno urbano más cercano, implica "que el transporte en La Rioja da un salto de modernidad". "Este transporte es un servicio de presente y de futuro pensado para todos los logroñeses y todos los riojanos porque se encuentra a la vanguardia tecnológica en material móvil e información al usuario", ha afirmado Pedro Sanz.

En este acto ha participado también el Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos; el responsable de Autobuses Jiménez -empresa que gestionará el servicio-, José Ignacio Jiménez, Alcaldes y miembros de las corporaciones de los Ayuntamientos que se verán beneficiados por este transporte, representantes de las diferentes asociaciones de discapacitados (CERMI-La Rioja, La Rioja sin Barreras y Once, entre otros) así como agentes socioeconómicos de nuestra región.

El Transporte Metropolitano es el tercer pilar de la política de movilidad del Gobierno de La Rioja que, bajo la marca Transportes de La Rioja y con una asignación presupuestaria para 2011 superior a los 4 millones de euros, cubre las necesidades de desplazamiento de todos los residentes de nuestros 174 municipios mediante las modalidades de servicio metropolitano, interurbano y rural.

La flota más moderna de autobuses
El Transporte Metropolitano contará con una flota de catorce autobuses para satisfacer las necesidades de las siete líneas (y dos sublíneas) de la red. Los colores corporativos de la marca Transportes de La Rioja, verde y blanco, identificarán un servicio que, como indica su eslogan, permitirá que ‘Logroño (esté) más cerca’.

Los autobuses, de la marca Setra y modelo 425 F, cuentan con todas las homologaciones de la Dirección General de Carreteras y Transportes, con los principales dispositivos de seguridad, barras antivuelco, protección contra choques laterales, sistema de freno electrónico-neumático (EBS), sistema antibloqueo de freno (ABS), sistema de control de tracción ASR, lo que impide que las ruedas patinen al iniciar su marcha en situaciones de climatología adversa, regulación electrónica de nivel (ENR) y climatización individual.

En cuanto a su capacidad motriz, van equipados con motores Mercedes-Benz, con 12.000 centímetros cúbicos y 220 / 299 cv. Además, la flota del Transporte Metropolitano será sostenible en términos medioambientales ya que sus emisiones se mantienen por debajo de los valores límite vigentes (norma de gases de escape Euro V).

Los autobuses contarán con 42 asientos y, además, se habilitará una plaza para que los pasajeros con movilidad reducida puedan acceder, sin necesidad de ayuda externa, a su asiento.

Sistema de Ayuda a la Explotación
El acto ha servido también para presentar la nueva plataforma que integrará la gestión del Transporte Metropolitano que, en el futuro, englobará a toda la red de Transportes de La Rioja (interurbano y rural). Se trata del Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE), desarrollado por la empresa Prointec, líder en sistemas inteligentes de transporte, y que permitirá mejorar la gestión integral del transporte y aumentar la calidad del servicio.

El SAE es una herramienta de gestión que combina la utilización de las tecnologías de localización (GPS) con el empleo de sistemas de información geográfica y las comunicaciones móviles. La utilización de este sistema permitirá una mejor regulación de las líneas y una optimización del servicio gracias al control de los sistemas de pago y a un conocimiento real de la demanda. Desde el punto de vista de los usuarios, destaca la precisión de la información facilitada (permite conocer en tiempo real y sin margen de error la ubicación del autobús), la mejora de la regularidad del servicio y las correspondencias existentes con otros medios de transporte (urbano, interurbano y rural).

Además, el SAE está diseñado para permitir el pago con tarjeta, ajustadas a las características tarifarias de los diferentes usuarios del servicio (viajeros ordinarios, estudiantes o mayores de 65 años), de manera que se permita mayor rapidez en la subida de viajeros. Estas tarjetas podrán ser adquiridas y recargadas en puntos de venta habituales o en entidades financieras.

Igualmente, el sistema de información del SAE incorpora información acústica, que estará a disposición de los usuarios tanto dentro del bus como en las pantallas informativas. De esta manera, el Transporte Interurbano, que nace con vocación universal, ya que estará adaptado a las personas con deficiencia visual.

Paneles informativos en las paradas
La modernidad del Transporte Metropolitano se evidencia también en los dispositivos electrónicos informativos que se incorporarán en las paradas de autobuses. Se trata de modernas pantallas TFT de 32 pulgadas, integradas estéticamente en el entorno y realizadas a prueba de actos vandálicos, que proyectarán toda la información relativa al servicio metropolitano pero también información de carácter público.

El monitor ofrecerá información de los tiempos estimados de llegada del autobús que cubre el servicio gracias a la tecnología GPS y a la integración de estas herramientas dentro del SAE. Igualmente, se ofrecerá la información de fecha, hora y temperatura ambiente mientras que de forma opcional se pueden ofrecer otras informaciones (actualidad municipal y regional, eventos, etc.) e inserciones publicitarias.

Logroño, más cerca con el Plan de Transporte Metropolitano
El Transporte Metropolitano. Este transporte realizará 1,5 millones de kilómetros anuales y transportará cerca de medio millón de pasajeros que verán como, de esta manera, Logroño queda realmente más cerca de sus domicilios habituales.

El Gobierno de La Rioja invertirá en la próxima década 20 millones de euros para permitir que los casi 200.000 habitantes de la capital riojana y su entorno puedan prescindir del vehículo particular para sus desplazamientos laborales, académicos, sanitarios o personales.

El Transporte Metropolitano estará en funcionamiento los 365 días al año, y conectará de forma directa las localidades de Agoncillo, Albelda de Iregua, Arrúbal, Cenicero, Entrena, Fuenmayor, Murillo de Río Leza, Nalda, Navarrete, Recajo y Ribafrecha, y de forma indirecta con Alberite, Clavijo, Islallana, La Unión y Villamediana de Iregua.