22 de marzo de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha afirmado hoy que el Ministerio de Economía y Hacienda ha hecho "una valoración altamente positiva" de las medidas puestas en marcha por el Gobierno de La Rioja para reducir el gasto y contener el déficit público, como la reducción de altos cargos o la supresión de la empresa pública Prorioja, ante la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, prevista para esta tarde en Madrid, en la que el Gobierno de España va a someter a la aprobación de dicho órgano un acuerdo marco sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas con el objetivo de que el ajuste estructural del conjunto de las Administraciones Públicas alcance el 5,7% del PIB.

A preguntas de los periodistas, tras la firma de un convenio de colaboración con la Fundación Iberdrola para la iluminación interior de la iglesia del Monasterio de Yuso, Pedro Sanz ha explicado que "las Comunidades Autónomas somos tan responsables o más que el Gobierno de España" sobre la contención del gasto público, por lo que éste no puede pedir a las Comunidades Autónomas "que cumplan lo que el Gobierno de España a lo mejor no ha cumplido adecuadamente". En este sentido, ha recordado que el déficit público alcanza el 11,5%, del cual el 9,5% corresponde al Estado y el 2% restante a las Comunidades Autónomas, y la deuda pública equivale al 64%, del cual el 54% pertenece al Estado y el 10% restante a las Comunidades Autónomas.

Pedro Sanz ha señalado que las tasas de déficit y endeudamiento de La Rioja son "más que razonables" en comparación con las de media nacional y, a continuación, ha añadido que el Gobierno regional tiene previsto "seguir cumpliendo con nuestros objetivos y nuestras previsiones" durante el periodo 2010-2013. El Consejero de Hacienda del Gobierno de La Rioja, Juan José Muñoz, va a participar esta tarde en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que ha convocado la Vicepresidenta Segunda y Ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, en la que ésta va a proponer la creación de un grupo de trabajo al que se encomendará el seguimiento de las actuaciones destinadas a reducir el déficit.