28 de mayo de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha inaugurado hoy las obras de ensanche y mejora desarrolladas por la Consejería de Vivienda y Obras Públicas en la LR-326, carretera que conecta los municipios riojalteños de Hervías y Cirueña, y en la que el Ejecutivo regional ha invertido 1.287.363 euros. Pedro Sanz ha estado acompañado por el Consejero de Obras Públicas, Antonino Burgos, así como por los Alcaldes de Cirueña, Pedro Jesús Cañas, y Hervías, Elena Martínez.

Pedro Sanz ha destacado que esta actuación se enmarca "dentro de las actuaciones que el Gobierno de La Rioja desarrolla para mejorar la seguridad vial de nuestras infraestructuras". El Presidente del Ejecutivo riojano ha recordado que la intervención sobre la LR-326 "era una prioridad para el Gobierno de La Rioja porque esta carretera es la vía de comunicación natural de los habitantes de Cirueña y Hervías hacia Santo Domingo, Nájera y Logroño".

El Presidente del Gobierno de La Rioja ha recordado que ésta no es la única actuación que Obras Públicas lleva a cabo en la zona porque "recientemente inaugurábamos la mejora de las intersecciones en Berceo y Villar de Torre; iniciábamos las obras en la variante de Castañares, una inversión cercana a los diez millones de euros; y presentábamos el proyecto de la reordenación de las travesías de Bañares".

Asimismo, Pedro Sanz ha lamentado que los esfuerzos que el Gobierno de La Rioja realiza por mejorar las infraestructuras de La Rioja Alta no se ven respaldados por el Gobierno central "ya que las obras de la N-120 acumulan más de un lustro de retraso y se demora sin justificación ni explicación alguna el desdoblamiento entre Santo Domingo y Grañón".

Características de la nueva carretera

Las obras realizadas por la Consejería de Vivienda y Obras Públicas han consistido en el ensanche y mejora de los 2,5 kilómetros de longitud de la LR-326 que conecta Hervías con Cirueña. La carretera, que antes de la intervención tenía una anchura de 4 metros, contará con 7 metros de ancho –con carriles de 3 metros de ancho y arcenes de medio metro- de manera que pueda asumir el numeroso tráfico que, con origen en Cirueña o Hervías, se dirige hacia Santo Domingo y Logroño. Esta vía, como consecuencia del desarrollo del campo de golf de Cirueña, ha experimentado un notable incremento de tráfico.

Además de mejorarse el firme y ampliarse la anchura de la calzada, el Ejecutivo riojano ha desarrollado dos glorietas para aumentar la seguridad de la LR-204 en sus intersecciones con la citada LR-326 y la LR-409. Estas rotondas tienen un diámetro de 25 y 24 metros, respectivamente.

La actuación se ha completado con la mejora del drenaje longitudinal, la construcción de un nuevo pontón sobre el río Seco, la prolongación de las obras de fábrica existentes, la reposición de la señalización y el balizamiento de la vía, y la colocación de nuevos elementos urbanos (aceras de hormigón, rígolas, bancos, fuentes, etc.) en la travesía urbana en Hervías.