7 de septiembre de 2011

La consejera de Administración Pública y Hacienda, Concepción Arruga, acompañada del director general de la Oficina de Control Presupuestario, Francisco Rojas, han presentado hoy el plan de este departamento para este último semestre del año, cuyo objetivo es velar por "la eficiencia en el gasto público y el desarrollo de unos presupuestos en equilibrio para 2012". Además, en un escenario de contención del gasto, la Oficina de de Control Presupuestario apostará por consolidar una política presupuestaria que contribuya a mejorar la estructura productiva de La Rioja elaborando un presupuesto que garantice las políticas sociales que se desarrollan en la región, según ha indicado Concepción Arruga.

Adscrita a la consejería de Administración Pública y Hacienda, la Oficina de Control Presupuestario, creada por decreto el pasado 6 de julio, está dotada con cerca de 20 personas procedentes de diferentes departamentos del Gobierno de La Rioja y en ella se ha integrado el Instituto de Estadística como órgano encargado de generar información referida a la situación socioeconómica de la región.

Entre sus funciones, la Oficina de Control Presupuestario diseñará la política presupuestaria y fiscal del Ejecutivo riojano y velará por racionalizar y ordenar el gasto público para adecuarlo al nivel de ingresos real de la Comunidad Autónoma. La consejera de Administración Pública y Hacienda, Concepción Arruga, ha señalado que la misión de la Oficina de Control Presupuestario se centrará en integrar en los distintos ámbitos de la administración una "planificación estratégica en la gestión del gasto y un modelo de gestión presupuestaria más dinámico y flexible" que permita a la Administración introducir dinámicas permanentes de evaluación de las políticas de gasto que sirvan para mejorar las tomas de decisiones en el ámbito público.

Arruga ha indicado también que un escenario como el actual "exige gestionar eficientemente entendiendo la austeridad como un uso racional de los fondos públicos". Por este motivo, las actuaciones de la oficina de control planificadas en este primer semestre de vida se centran en cinco grandes ámbitos:

- Control presupuestario del ejercicio 2011.
- Definición de prácticas eficientes en la gestión de los fondos públicos en un escenario de contención del gasto.
- Elaboración de los presupuestos 2012 cumpliendo con el objetivo de estabilidad presupuestaria y mejorando el proceso presupuestario, dotándolo de mayor flexibilidad de forma que permita fijar prioridades atendiendo a los escenarios económicos y financieros que se presenten.
- Coordinación del plan de austeridad: propuestas, seguimiento y control.
- Gestión y coordinación de fondos estructurales en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de La Rioja; fomento de la participación de agentes e instituciones riojanas en proyectos, programas e iniciativas susceptibles de obtener financiación comunitaria.