29 de enero de 2007

Más de 35 acciones formativas se impartirán a lo largo de este año 2007 con el objetivo de extender la cultura preventiva y facilitar las relaciones laborales a todos los trabajadores riojanos

El Consejero de Hacienda y Empleo, Juan José Muñoz, ha presentado esta mañana la oferta formativa sobre prevención de riesgos y relaciones laborales para el año 2007, dirigida a todos los trabajadores riojanos, en activo y desempleados.

Los cursos, que por primera vez se han programado de forma conjunta en estas dos áreas -seguridad y salud laboral y relaciones laborales-, son completamente gratuitos para los trabajadores y están abiertos a cuantas sugerencias y propuestas vayan produciéndose a lo largo del año.

La oferta prevista está compuesta por más de 35 acciones diferentes y tiene un doble objetivo: extender la cultura preventiva entre los trabajadores riojanos y facilitar sus relaciones laborales. Además, está diseñada a la medida de los trabajadores y el entramado productivo riojano.

Se han valorado cuestiones como las pequeñas dimensiones de las empresas riojanas o los colectivos con más dificultades en empleo, prioritarios de las acciones del Gobierno de La Rioja.

Servicio de ludoteca infantil en prevención de riesgos para los hijos de los asistentes a los cursos

La Consejería de Hacienda y Empleo ha querido poner en marcha una experiencia piloto, con la que pretende contribuir a conciliar de manera efectiva la vida familiar y laboral: un servicio de ludoteca.

Así, se habilitará a los trabajadores que asistan a los cursos de esta Oferta Formativa que tengan hijos a su cargo en edades comprendidas entre cuatro y nueve años, un servicio de ludoteca, con actividades educativas y lúdicas en materia de prevención.

Fomento de la participación de la mujer en la negociación de los convenios colectivos

La formación prevista dentro del marco de las relaciones laborales se dirige a aspectos como la organización del trabajo, la gestión del tiempo, la participación de la mujer en situaciones conflictivas o cómo preparar una jubilación activa. En todos los casos, se forma en aspectos que influyen en la calidad en el empleo de los trabajadores en La Rioja y especialmente de las mujeres trabajadoras.

Además, destaca la acción dirigida al fomento de la participación de la mujer en la negociación de los convenios colectivos, ya que actualmente el peso de la mujer en la negociación de convenios colectivos es de un 15,8% en el lado empresarial de las comisiones negociadoras de los convenios y de un 26,1% en el lado sindical.

En este curso se informará además sobre las acciones positivas que se pueden emprender en las empresas a través de la negociación colectiva y en los planes de acción positiva.

Se ha incluido también, con carácter novedoso, una acción dirigida al manejo de las situaciones conflictivas para fomentar el desarrollo de capacidades para gestionar conflictos eficazmente y adquirir técnicas para resolver conflictos individuales y colectivos. Además, se intenta prevenir el estrés laboral por conflictos.

Actividades de prevención de riesgos adaptadas a cada sector

Por otro lado, para la planificación de la oferta en materia de prevención de riesgos se han tenido en cuenta entre otras cuestiones, las singularidades propias del tejido empresarial riojano, como el tamaño y las dimensiones de las mismas; las necesidades propias de cada subsector, los colectivos de trabajadores más desfavorecidos, como los extranjeros, normalmente sin tradición de cultura preventiva; y, cómo no, las enfermedades laborales relacionadas con los trastornos psicológicos en el trabajo, que está plenamente integrada en la oferta de formación de prevención de nuestro Instituto.

Asimismo, se ha incluido una acción formativa de prevención dirigida específicamente al colectivo de cooperativas y economía social.

Otro aspecto destacable es la especialización de esta oferta formativa, dado que se han tenido en cuenta las necesidades concretas de cada sector para aplicar una formación a medida. De este modo, el IRSAL ha programado cursos para el sector de la construcción, para trabajadores de oficinas, de limpieza, de la madera o de jardinería.

Por otro lado, la oferta formativa incluye también otros cursos ya tradicionales como los de extinción de incendios, el control del riesgo químico o primeros auxilios.