2 de julio de 2010

El Observatorio de la Convivencia Escolar en los Centros Educativos de La Rioja ha registrado durante el recién finalizado curso 2009-2010 un total de 30 actuaciones. De éstas, tres casos han derivado finalmente como situaciones de acoso probable o comprobado.

El resto corresponden a casos de disrupción, trato inadecuado o hechos puntuales entre alumnos (como enfrentamientos o insultos). Estas situaciones, normalmente de menor entidad, se solventan en el propio centro, con el empleo de actuaciones de carácter educativo o mediante la imposición de medidas disciplinarias.

Del total de actuaciones realizadas durante el último periodo escolar las intervenciones más habituales han sido entrevistas con las familias; notificaciones a la Inspección Técnica Educativa; reuniones en centros; mediación entre centros y familias; seguimiento de los casos a través de las familias, inspectores o directores de centros, así como asesoramiento, acompañamiento y tramitación de denuncias. Además, en algunos casos ha sido necesaria la coordinación con la Fiscalía de Menores, el abono de sesiones de psicoterapia a alumnos o gestionar el cambio de centro para evitar conflictos.

Por niveles, de las 30 intervenciones registradas, 16 correspondían a alumnos de Educación Primaria, 12 de ESO y 2 en otros niveles.

Con respecto al curso pasado, el número de casos ha sido un 25% inferior, que se registraron un total de 40.

En cuanto al medio más utilizado para poner en conocimiento del Observatorio de la Convivencia Escolar de La Rioja los diferentes casos ha sido el teléfono 900-100 509 y visitas presenciales.

Tras el análisis de los datos registrados en el pasado curso, se desprende que en los centros educativos riojanos no existe una situación preocupante con respecto al acoso escolar. Se registran incidentes puntuales y situaciones derivadas de problemas de mal comportamiento, por lo que al no darse continuidad en los mismos no cabe hablar de acoso escolar.

El Observatorio de la Convivencia Escolar es un instrumento para el conocimiento, análisis, evaluación y valoración de la convivencia en los centros escolares de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su finalidad concreta es la de contribuir a mejorar la convivencia de los centros.

Se puso en marcha en 2006 y está formado por representantes de la Magistratura, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, del Consejo Escolar de La Rioja, directores de centros públicos y concertados, colectivos de padres de alumnos y otros representantes de la Administración.