13 de enero de 2010

La Dirección General de Carreteras ha restituido esta tarde el tráfico por la LR-260 en Alcanadre, tras limpiar la vía de los materiales vertidos a causa de la colisión de dos camiones. Las labores de limpieza se han alargado ya que uno de los vehículos transportaba mercancías catalogadas como peligrosas y de diversa índole.

En las tareas han colaborado los bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de La Rioja, los bomberos de Lodosa, la Guardia Civil, los recursos de Emergencia del Servicio Riojano de Salud (SERIS), Cruz Roja Española, Personal técnico de Protección Civil del Gobierno de La Rioja, vehículo ERIE (Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias) de apoyo Logístico del Gobierno de La Rioja y la brigada de carreteras CAR.

Un camionero resultó herido en el accidente, concretamente el conductor del transporte de mercancías peligrosas. Fue trasladado y atendido en el Centro de Salud de Alcanadre por personal sanitario.

Durante la intervención de Bomberos del CEIS-Rioja se procedió a aplicar el protocolo específico para la resolución de este tipo de emergencias, asegurando las distintas zonas de intervención para luego ir retirando cada uno de los productos y materias que transportaba uno de los camiones siniestrados.

Estos eran de diversa índole en características y peligrosidad. También los continentes eran diferentes para cada uno de ellos, circunstancia que dificultó la labor de los bomberos.

Finalmente y gracias a la actuación coordinada se pudo aislar y retirar todas las materias peligrosas, sin mayores consecuencias para las personas y/o medio ambiente.