22 de junio de 2007

La Consejería de Vivienda, Obras Públicas y Transportes invierte 523.530 euros en las obras de mejora de la LR-503 en la travesía de Casalarreina que comenzaron hace unos días.

Las actuaciones, que fueron adjudicadas a la empresa Construcciones Benito Martínez S.A., tienen un plazo de ejecución de seis meses.

Los trabajos se centrarán en tres tramos de la carretera LR-503 que discurren por el núcleo urbano de Casalarreina. El primer tramo, de unos 500 metros de longitud, se acondicionará modificando la rasante existente de la calzada en los puntos necesarios y construyendo aceras y aparcamientos. Al término del tramo, que coincide con la parte final más urbana de la travesía, se ha proyectado una glorieta cerrada que servirá como elemento separador de zonas permitiendo al conductor la identificación del cambio de características de la vía.

Por último, entre la glorieta definida anteriormente y la LR-111 se efectuará un refuerzo de firme con 5 centímetros y una limpieza y apertura de cunetas. Este tramo tiene una longitud de 900 metros, aproximadamente.

También se mejorará el trazado en planta. Se han definido cinco ejes, uno para la travesía de la carretera LR-503, otro para el exterior de la glorieta con un radio de 13,7 metros y una sección de carril de 5 metros de anchura y tres ejes más para definir las conexiones de los viales con ésta. En todos los casos se ha tratado de definir unos ejes que se adapten a las necesidades actuales y el terreno existente con el fin de minimizar el movimiento de tierras, el coste de la obra y las afecciones originadas por la misma a los espacios colindantes.

Se han definido igualmente unos ejes en planta y en alzado y se han obtenido perfiles transversales con la finalidad de observar la interferencia de cada elemento con sus perimetrales.

En cuanto al trazado en alzado, la rasante proyectada para cada eje tratará de adaptarse a la carretera actual. Se ha establecido este criterio ante la necesidad de mantener el tráfico existente que es más fácil de garantizar mediante el extendido de mezcla bituminosa sobre la carretera mediante desvíos alternativos o cortes de reducido tiempo, que, con la ejecución de cajero que obliguen al extendido de todo el paquete de firme necesario.

Asimismo, se mejorará la sección transversal mediante la construcción de una glorieta de un carril de 5 metros de anchura con una rígola de 30 centímetros en el perímetro exterior y un arcén interior de 1 metro.

El resto de los viales de conexión presentan una anchura de calzada variable. Las entradas a la glorieta se han diseñado para un único carril ya que es necesario prever el aumento de la capacidad de incorporación de los vehículos a la glorieta que es puramente urbana. En las salidas, la anchura de la calzada también es variable.

En cuanto al eje travesía de Casalarreina, la anchura definida para la sección será variable pasando de un mínimo de 5 metros hasta 6,5 metros en el tramo más ancho. Se ha procurado aumentar la acera existente de forma que la anchura mínima sea de 1 metro a costa de reducir un poco la calzada. Este tipo de actuaciones mejorarán la seguridad vial de la travesía porque provoca la reducción de la velocidad de los vehículos de paso por esta zona.

También se mejorará el drenaje superficial y longitudinal y el afirmado de todo el tramo; se crearán aceras y se acondicionarán aparcamientos. Por último, se instalará y actualizará el alumbrado público.

La colocación de señalización vertical y marcas viales definitivas completarán la obra. La señalización vertical será reflectante, de 90 centímetros de diámetro para las señales circulares y de STOP, y de 135 centímetros para las señales triangulares. La pintura horizontal de las marcas longitudinales y cebreados será con pintura alcídica.