25 de octubre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha presentado la primera fase del proyecto de reforma de la travesía de Rodezno (LR-207), una actuación que tiene seis meses de plazo de ejecución y en la que el Gobierno de La Rioja invertirá 418.415 euros. A la presentación, ha acudido también la Alcaldesa de la localidad, Noemí Manzanos, así como el Director General de Carreteras y Transporte, Antonio García Cuadra.

Durante la presentación del proyecto, Antonino Burgos ha señalado que este proyecto de mejora se enmarca dentro del Plan de Carreteras 2010-2021, que apuesta "por una decidida modernización de nuestras carreteras y por el acondicionamiento de todas las travesías de La Rioja". "Se trata", ha incidido Burgos, "no sólo de mejorar las condiciones de vialidad de nuestras travesías sino de rescatar, con todas las condiciones de comodidad y seguridad, para el tráfico peatonal a estas carreteras urbanas a menudo muy transitadas por conductores y viandantes".

En la actualidad, la travesía de Rodezno soporta un volumen medio de 1.271 vehículos diarios, de los cuales un 16,7% corresponde a vehículos pesados. Por medio de esta travesía, Rodezno enlaza con dos ejes básicos de la comunicación por carretera de La Rioja Alta: la N-232 y la futura autovía A-12.

En el presente año, el Ejecutivo regional ha destinado más de 7 millones de euros para las reformas de las travesías de Cenicero (en proceso de licitación), Villavelayo, Alfaro, Paseo de la Constitución de Arnedo (el Gobierno de La Rioja sufraga el 40% de una actuación presupuestada, en su segunda fase, en más de tres millones de euros), Grávalos, Laguna de Cameros, Ortigosa y Castañares, ya concluida.

La reforma prevista
Esta primera fase de reacondicionamiento comprende la actuación sobre la LR-207, a su paso por Rodezno, así como la renovación de las aceras y la red de saneamiento y abastecimiento comprendida entre los puntos kilométrico 2,4 y 2,6.

Por lo que respecta a las actuaciones a desarrollar en la calzada, el trazado de la misma no se modificará, respetándose las cotas de acceso a garajes y viviendas particulares. Se procederá al saneo del firme (en las zonas localizadas que presentan blandones) y a la reposición del firme en las zonas fisuradas. Posteriormente, se realizará la pavimentación final con una capa, uniforme, de bituminosa en caliente.

En cuanto a la renovación de aceras, ésta se realizará inicialmente en el tramo de 200 metros comprendidos entre los citados puntos kilométricos 2,4 y 2,6. Se procederá al encintado de las mismas (en bordillo) y a la instalación de nuevas rígolas. El pavimento actual será sustituido por baldosa granítica. La reforma de las aceras incluye la proyección de una zona mixta –de uso peatonal y de aparcamiento-, al margen derecho de la calzada, que se pavimentará en adoquín de hormigón.

La actuación comprende también la actualización de los servicios de luz, agua y telefonía (que serán soterrados) así como la instalación de nuevo alumbrado a lo largo de la travesía (luminarias tipo ‘villa’), moderno equipamiento urbano (bancos, papeleras y árboles) y señalización horizontal, vertical, pasos sobreelevados, pasos de peatones elevados y bandas transversales de alerta a la entrada de la travesía.

La reforma da respuesta a una de las principales demandas del Ayuntamiento y de los vecinos de Rodezno ya que se retira del dominio público un transformador eléctrico que será soterrado.