7 de octubre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha suscrito en la mañana de hoy el contrato para la construcción de un nuevo puente sobre el río Cidacos que, ubicado en las inmediaciones de Arnedillo, mejorará la seguridad vial de la LR-115 y reforzará las potencialidades turísticas de la comarca del Alto Cidacos, que cuenta con importantes yacimientos paleontológicos, enclaves naturales y balnearios termales. El acto de la firma ha contado con la presencia de Manuel Bravo, representante de Eurocontratas, empresa adjudicataria del contrato, así como con los Alcaldes de Arnedillo, Arnedo, Enciso, Herce, Munilla, Préjano, Santa Eulalia y Zarzosa.

Esta actuación, que tiene un plazo de ejecución de ocho meses y 2.838.019 euros de presupuesto, será desarrollada por la empresa riojana Eurocontratas y está contemplada como una de las actuaciones más destacadas del Plan de Seguridad Vial 2010 puesto en marcha por el Gobierno de La Rioja.

En el transcurso de la firma, Antonino Burgos ha mostrado el "orgullo" del Gobierno de La Rioja por iniciar una obra "ambiciosa y totalmente necesaria ya que la actual carretera soporta un relevante volumen de tráfico y presenta, en ese tramo, un trazado sinuoso". "Este viaducto", ha recordado Burgos, "será el más largo de los acometidos por el Ejecutivo con excepción de los que surcan el Ebro y el realizado para salvar el Iregua en las inmediaciones del Hospital San Pedro".

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas ha señalado que con esta contratación se persigue "eliminar la siniestralidad de esta carretera" (a finales de 2007 fallecieron dos personas tras precipitarse al río con su vehículo) y "asentar las comunicaciones de un eje que cuenta con numerosos atractivos turísticos (balneario de Arnedillo o Barranco Perdido, en Enciso, entre otros) que desde el Gobierno de La Rioja se trata de potenciar con acciones transversales".

El puente, al detalle
El viaducto, de 140 metros de longitud y con un vano central de unos 60-70 metros, permitirá salvar el cauce del río Cidacos en el punto kilométrico 14,7 de la LR-115, a dos kilómetros del municipio de Arnedillo. La construcción de este nuevo puente permitirá modificar el trazado de la carretera, salvándose las curvas de radio reducido y el túnel por el que transita la actual carretera. La construcción del nuevo puente no dejará en desuso el viejo –construido en hierro forjado en la década de 1870, de 7 metros de ancho y 30 de longitud- ya que éste se utilizará como raqueta para el desvío de los vehículos en dirección a Préjano. El viejo puente será rehabilitado con el objetivo de garantizar su uso durante un período próximo a los 50 años.

Por lo que respecta a la plataforma del nuevo trazado, ésta contará con una anchura de 13 metros que se distribuyen en dos carriles de 3,5 metros, arcenes de 2,5 y barreras de 0,50 metros. La longitud del trazado total a mejorar para permitir la integración del puente en el entorno y en la calzada se acerca a los 700 metros.