20 de julio de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha visitado las obras de canalización del barranco El Junquillo, situado en el término municipal de Ribafrecha. En su visita, Burgos ha estado acompañado por la Alcaldesa de la localidad, Ana Lourdes González. El Consejero de Obras Públicas ha comprobado in situ el óptimo avance de una infraestructura que estará concluida el próximo mes.

El Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Carreteras y Transportes, se ha hecho cargo del 98,3% (es decir, 398.000 euros) de una obra presupuestada en 405.000 euros y que permitirá canalizar de forma óptima las aguas pluviales y de escorrentía que atraviesan el barranco.

Al respecto, Antonino Burgos ha destacado que estas obras "son el resultado de un acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento de Ribafrecha y se enmarcan dentro del capítulo de actuaciones preventivas programadas dentro del Plan de Seguridad Vial de 2010". De esta manera, "se evita que en caso de meteorología adversa o fuertes precipitaciones, el agua invada la calzada y se vea entorpecido el tráfico o se ponga en riesgo la seguridad de los conductores".

Las obras han consistido en la canalización del barranco, a lo largo de sus más de 330 metros de longitud, así como en la construcción de una nueva canaleta paralela a la LR-250 y que permitirá absorber el agua de la calzada.

Esta no es la única actuación que el Gobierno de La Rioja lleva a cabo en la LR-250, eje que vertebra las comunicaciones del Camero Nuevo hacia Logroño y Soria (N-111), ya que a la creación de la Autovía Logroño-Villamediana prevista en el Plan de Carreteras 2010-2021 se suman, entre otras, las obras de estabilización de la ladera en Soto en Cameros y el ensanche y mejora de la carretera que conecta Trevijano con esta artería.