31 de agosto de 2011

El turismo rural en La Rioja ha experimentado durante el mes de julio un fuerte crecimiento, respecto a los datos del mismo mes en 2010, según señala la Encuesta de ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros.

Así, el número de turistas que optaron por alojarse en establecimientos rurales durante su visita a la región el pasado mes fue de 2.351, lo que en términos absolutos supone un aumento de 636 turistas respecto a julio de 2010, y que se traduce en un crecimiento del 37%.

Crecen también el número de pernoctaciones en este tipo de alojamientos, que han pasado de las 4.101 del año pasado en julio, a las 6.483 de este año. Este dato supone un aumento en las pernoctaciones del 58,1%, situándose la estancia media de cada turista en 2,8 noches, frente a las 2,4 de julio de 2010.

Aumentan además el número de alojamientos rurales abiertos, que han pasado de 100 a 109, y el número de plazas ofertadas, que pasan de 974 en julio de 2010 a 1.008 en el mismo mes de este año.

En cuanto al grado de ocupación medio, cabe señalar que ha sido del 20,7% en los alojamientos rurales, mientras que en los fines de semana ha subido hasta el 29,2%. Los datos suponen también un crecimiento respecto julio de 2010, cuando la ocupación media fue de 13,77% y del 26,72% durante los fines de semana.

El sector empleó a 128 personas para atender a estos turistas, lo que supone un aumento de las plantillas de 10,3% respecto al dato del año pasado.

Por otro lado, La Rioja recibió durante el mes de julio a 1.736 viajeros que optaron por hospedarse en apartamentos turísticos, una opción que ha experimentado un crecimiento del 65,5% respecto a los mismos datos del año pasado. Cabe destacar, que la mayoría de turistas que eligieron esta posibilidad residían en España (93,7%), mientras que el 6,3% lo hacía en el extranjero. En términos absolutos, los residentes en territorio nacional fueron 1.627 y lo residentes en el extranjero fueron 109. Ambos datos han experimentado un crecimiento interanual que en el caso de los residentes en España ha sido del 60,9% y en el caso de los extranjeros ha sido del 186,8%.

En este tipo de alojamientos, las pernoctaciones fueron 5.619, un 74,9% más que en julio de 2010. Lo que supone una estancia media de 3,2 días frente a los 3 días del pasado año.

En cuanto a otros datos de interés en este tipo de alojamientos, puede señalarse que el número de apartamentos turísticos pasó de 150 en julio de 2010 a 191 de este año, con un crecimiento del 27,3%. Si habla de plazas disponibles, éstas aumentaron el 21,7%, pasando de 715 el año pasado a 870 este año. Los puestos de trabajo experimentaron también un crecimiento del 12,5%, pasando de los 56 de julio del año pasado, a los 63 en julio de 2011.

Por último, y en lo que a los alojamientos catalogados como acampamentos turísticos se refiere, se percibe un crecimiento de los viajeros del 6,1%, que pasan de 23.871 el año pasado, a 25.325 el pasado mes.

El número de pernoctaciones en este tipo de alojamientos se sitúo en el mes de julio en 89.273, lo que supone un crecimiento interanual del 17,8%. Los campistas pasaron durante el mes de julio en La Rioja una media de 3,5 días, frente a los 3,1 del año pasado.

El número de establecimientos abiertos no ha variado respecto al mismo mes del año pasado y se mantiene en 9, con una capacidad de 6.945 plazas, repartidas entre 2.241 parcelas. Así, el grado de ocupación fue del 69%, lo que supone una variación interanual de dos puntos.

El sector de los acampamentos turísticos emplea en La Rioja a 76 personas, 4 más que el año pasado.

Crecimiento anual del sector
El sector turístico extrahotelero en La Rioja ha mejorado en líneas generales sus datos interanuales en el periodo comprendido entre enero y julio.

Así, el número de alojamiento extrahoteleros ha pasado de ser 90.495 entre enero y julio de 2010, a ser 92.177 en el mismo periodo de este año. Lo que supone un aumento del 1,9%.

En este sentido, puede señalarse que tanto los apartamentos turísticos como los alojamientos rurales han experimentado un crecimiento del 22,2% y del 8,8% respectivamente.

En lo que respecta a las pernoctaciones, han experimentado un crecimiento del 5,1%, que por tipo de alojamiento se traduce en 2,4% para los acampamentos turísticos, un 24,1% para los apartamentos y un 8,9% para los alojamientos rurales.