9 de febrero de 2011

El número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (EREs) en 2010 en La Rioja fue de 2.872, un 34,78% menos con respecto al año anterior. El 87,4% de ellos, es decir, 2.511 trabajadores, fueron afectados por expedientes de suspensión temporal de empleo mientras que el 12,6% (361 trabajadores), lo fueron por extinción. Estos son algunos de los datos que ha presentado esta mañana la Directora General de Trabajo, Industria y Comercio, Concepción Arruga, en su balance sobre la conflictividad laboral en La Rioja durante el año 2010.

En total en 2010, ha explicado Arruga, "se resolvieron 175 expedientes de regulación de empleo, que afectaron a 158 empresas, de los que el 95,78% fueron con acuerdo. Esta cifra supone un descenso del 11,6% respecto al número de EREs del año anterior, pero todavía es superior al volumen de ERES que se registraban en nuestra Comunidad en los años anteriores a la crisis económica".

Conflictos laborales individuales
Otra de las cuestiones que ha analizado Concepción Arruga esta mañana, ha sido la evolución de los conflictos laborales individuales que se celebran en la Dirección General de Trabajo del Gobierno de La Rioja, requisito previo a la presentación de una demanda ante el juzgado de lo social, en el ámbito de las relaciones laborales.

Arruga ha explicado que la crisis se ha reflejado en los actos de conciliación tramitados, cuyo número se incrementó especialmente en los años 2008 y 2009, "en 2007 el número de actos de conciliación ascendía a 2.761, esta cifra subió a 3.514 en 2008 y tuvo su número más alto en 2009, en el que alcanzaron los 4.073. En 2010 descendió a 2.906, lo que supuso una disminución del 28,6% y se situó en cifras similares a 2007, concretamente un 5% más".

Por actividades económicas el mayor número de afectados de los actos de conciliación en 2010 se dieron en el comercio al por mayor e intermediarios de comercio, construcción de edificios, servicios de comidas y bebidas, transporte terrestre y por tubería y servicios financieros. La causa principal ha sido las reclamaciones de cantidad y, en segundo lugar, los despidos.

En cuanto a la primera causa, 2009 fue el año en el que se registró el mayor número de reclamaciones de cantidad, concretamente, 2.373 casos. 2010 registró 1.745, unos niveles de reclamación por esta materia muy similares a los años previos a la crisis. En la mayor parte de estos actos de conciliación (el 60,11%) el empresario no compareció pese a estar citado, y de los actos en los que comparecieron empresario y trabajador se llegó a acuerdo en el 24,32% de los casos (153 actos). Por nacionalidades, el 86,47% de los trabajadores afectados fueron trabajadores nacionales y el 13,52% restante, eran trabajadores de nacionalidad extranjera.

Los actos de conciliación por despido individual constituyen la segunda causa de reclamación de los trabajadores contra los empresarios. El peor año en esta crisis por volumen de destrucción de empleo fue 2009, habiendo registrado 2010, 764 concretamente, unos valores inferiores a los que se produjeron durante los años 2000 a 2003, años en los que se registraban una media de 1.200 a 1.500 actos de conciliación por despido cada año. En el acto de conciliación las partes llegaron a acuerdo en el 43,51% de los caso, con lo que 414 fueron susceptibles de demanda ante el juzgado de lo social.

Por nacionalidades, el 84,05% de los despedidos fueron trabajadores nacionales o comunitarios, frente al 15,94% que fueron extranjeros. Por sexos, el 56,73% afectaron a hombres y el 43,26% a mujeres. Por tamaño de empresa, el 80,39% de los despidos se produjeron en empresas de hasta 49 trabajadores (el 41% se produjeron en empresas de 1 a 9 trabajadores). Desde el punto de vista de la antigüedad del trabajador en la empresa, el 36,99% afectaron a trabajadores con antigüedad entre 1 y 5 años, seguido de trabajadores con más de 10 años (26,79%) y de entre 5 y 10 años (23,26%).

Otras causas de actos de conciliación
En tercer lugar, y a importante distancia de los anteriores, se encuentran los actos de conciliación motivados en impugnaciones de sanciones impuestas por el empresario a los trabajadores que suponen un 3,78% de los actos de conciliación que se celebran (110 en 2010, frente a los 162 en 2009). Por último, se han tramitado 286 actos de conciliación por reconocimiento de derechos, finalizaciones de contratos, modificaciones contractuales, clasificación profesional o vacaciones.

En La Rioja los actos de conciliación se realizan por dos vías, bien directamente por el Gobierno riojano a través de la Dirección General de Trabajo, que en 2010 terminó con 2.906 actos de conciliación individuales, y 13 conflictos colectivos; o bien por la fundación privada del Tribunal Laboral, mediante un convenio de colaboración, y que en 2010 resolvió 390 actos de conciliación-mediación: 24 conflictos colectivos, 364 actos en conflictos individuales y 2 arbitrajes en conflictos colectivos.

Jornada sobre el nuevo procedimiento de regulación de empleo
Una de las novedades que está siendo objeto de la reforma laboral ha sido la regulación de los despidos colectivos, suspensiones de contratos o reducción de jornada. Por este motivo el Gobierno de La Rioja ha organizado una jornada que tendrá lugar el próximo 3 de marzo, en colaboración con la Fundación Sagardoy, y en la que participará Jesús Mercader Uguina, Catedrático de derecho del trabajo de la Universidad Carlos III de Madrid.