19 de abril de 2007

El número de trabajadores extranjeros en alta laboral en la Seguridad Social en La Rioja ha alcanzado la cifra de 16.723 personas a 31 de marzo de 2007, según ha hecho público hoy el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Esta cifra supone un incremento de 1,6% con respecto al año anterior y un 8,3% con respecto al mismo mes de 2006.

La cifra de 16.723 extranjeros supone un 12,68% del total de afiliados a la Seguridad Social en La Rioja. Este porcentaje mantiene el peso de los trabajadores extranjeros en La Rioja a más de dos puntos y medio del registrado en el conjunto nacional, que asciende a 10,10%.

Por Comunidades Autónomas, La Rioja es la quinta Comunidad con mayor porcentaje de trabajadores extranjeros sobre el total de afiliados, por detrás de Murcia, que encabeza la lista, Baleares, la Comunidad de Madrid y Cataluña.

Durante el mes de marzo la afiliación media de trabajadores extranjeros ha sido de 16.758 personas, lo que supone un 12,71% de la media del total de afiliados en el mismo mes.

Según su distribución por sectores de actividad y dentro del Régimen General, destaca con 4.080 afiliados extranjeros la construcción (un 4,94% más que en febrero), la industria manufacturera, que cuenta con 2.504 afiliados (un 1,46% más que el mes anterior) y la hostelería, en donde trabajan 1.473 personas y que ha experimentado un incremento del 5,74%. Por último, destaca el número de extranjeros que trabajan en actividades inmobiliarias y de alquiler y servicios a empresas que asciende a 1.220 afiliados, un 0,16% más que el mes anterior.

Con respecto a marzo de 2006, ha aumentado el número de afiliados en el Régimen General en 1.925 personas y en el de autónomos en 498, mientras que ha disminuido el Régimen de Empleados de Hogar en 863 personas y el Régimen agrario en 279, confirmándose el trasvase de trabajadores de estos dos regimenes al régimen general.

Por sexo, el número de afiliados extranjeros se distribuye en 11.454 hombres y 5.269 mujeres. Según su procedencia, 6.669 extranjeros proceden de países de la Unión Europea, 106 más que el año anterior.