16 de diciembre de 2011

El Consejero de Salud y de Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, acompañado por la Directora General de Política Social, María Martín, ha visitado esta mañana el Centro de Cáritas-Chavicar, en Calahorra, desde donde llevan a cabo, entre otras acciones, el programa de Inserción Social Activa en Rioja Baja, con la finalidad de facilitar la integración de personas en riesgo o situación de exclusión social promoviendo su desarrollo integral a través de la realización de actividades que favorezcan la autonomía, crecimiento personal y capacitación social.

El Gobierno de La Rioja firma anualmente un convenio de colaboración con la entidad para el desarrollo de este programa en Rioja Alta y Rioja Baja, para lo que aporta en torno a 175.000 euros. Este año han sido atendidos a través del mismo, y en los dos centros (Calahorra y Santo Domingo) un total de 40 personas. Tanto Salud y Servicios Sociales como Cáritas-Chavicar tienen como objetivo dar respuesta a las situaciones de riesgo social (interviniendo sobre los elementos originarios), así como prevenir la aparición de elementos de riesgo de personas de la zona de Rioja Alta y de Rioja Baja.

Módulos formativos

Las actividades realizadas forman parte del área social de la entidad e incluyen módulos formativos en los que el objetivo principal es dotar de habilidades y estrategias cognitivas y sociales que aumenten las competencias personales de los usuarios y actividades ocupacionales que ofrecen servicios de terapia ocupacional, de ajuste personal y social a través del desarrollo de distintas actividades manuales. El objetivo es, en los casos que es posible, favorecer el crecimiento personal de la persona y su inserción sociolaboral. Para ello, el programa se subdivide en diferentes acciones: Servicio de Tutoría y Orientación Social, Servicio de atención y orientación psicológica y Actividades Ocupacionales.

  • Servicio de Tutoría y Orientación Social. Es el nexo de coordinación con los técnicos del Centro de Coordinación y con las Unidades de Trabajo Social de la zona de Rioja Baja.Se ocupa del cumplimiento del protocolo de actuación establecido en el Convenio de colaboración con el Gobierno de La Rioja:
    • Realiza el seguimiento y pauta la intervención en coordinación con la Trabajadora Social correspondiente.
    • Elabora informes de seguimiento y otros soportes documentales (controles, estadísticas, memorias…).
  • Servicio de atención y orientación psicológica. Ofrece atención psicológica continuada potenciando las actitudes y comportamientos encaminados al desarrollo de los Itinerarios de Inserción Individualizados. Por una parte a nivel individualizado con cada participante, se establecen entrevistas de evaluación inicial y de seguimiento posteriores. Por otra parte la intervención grupal.
  • Actividades Ocupacionales. Los Talleres formativos pretenden dotar de habilidades y estrategias cognitivas y sociales que aumenten las competencias personales de los usuarios.Para desarrollar estas actividades se ha contado con la cesión de instalaciones tanto públicas como privadas para la realización de actividades relacionadas con los módulos formativos impartidos:
    • Recursos públicos: Biblioteca Municipal, Ciberteca de Calahorra.
    • Visitas a diferentes recursos y servicios de la localidad (exposiciones de carácter histórico y artístico)
    • Apoyos con material y orientación desde el Programa de Salud de La Rioja y de Calahorra.-Apoyo de diferentes asociaciones: Cruz Roja, Comité Antisida, AECC, Alcohólicos Anónimos, AFA-Rioja, DGT.

Perfil de los usuarios

La población acogida en el Centro corresponde fundamentalmente a hombres con perfil social bajo, es decir, que precisan de una intervención a medio–largo plazo siendo precisa la coordinación multidisciplinar. Se trata de personas con problemas personales, familiares y estructurales importantes, con escaso nivel formativo; algunos en procesos de deshabituación y en ocasiones con débil adherencia a los tratamientos. Personas a cuyas limitaciones (de origen étnico, culturales, de idioma o idiosincrasia) también se suma una edad avanzada, o situaciones de salud deteriorada, o incluso con patología de salud mental no diagnosticada.