28 de septiembre de 2011

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, acompañado por la directora general de Política Social, María Martín, ha visitado las instalaciones del Gobierno de La Rioja destinadas a pacientes con Autismo, en el centro Leo Kanner, y también el Centro de Día para Personas Mayores dependientes San José de Calasanz para enfermos de Alzheimer.

El objetivo del Centro de Día para Personas con Alzheimer, que cuenta con 55 plazas, es favorecer la permanencia del enfermo de alzheimer en su entorno socio-familiar, con el máximo grado de independencia personal que le permitan sus potencialidades, ofreciendo a la familia el apoyo social y asistencial para prevenir y solucionar los conflictos que se pueden producir en el entorno familiar al intentar compaginar la permanencia de la persona mayor en el domicilio con la vida familiar.

En este sentido se presta atención a todas las actividades de la vida diaria: servicio de transporte, Higiene y aseo personal, manutención con ajuste a las necesidades nutricionales atendiendo el estado orgánico y metabólico del enfermo, atención social terapia ocupacional y cuidados de salud, preventivos y de mantenimiento.

Centro Leo KannerPor otra parte, el centro de atención integral a personas con autismo, que en julio de 2008 empezó a atender usuarios, mantiene en la actualidad una ocupación de 18 plazas de atención residencial y su objetivo es favorecer la optimización y la mejora de las habilidades de la vida diaria y de la autonomía personal de las personas atendidas.

El centro, gestionado por ARPA Autismo Rioja, cuenta con unas instalaciones con capacidad para atender a 20 usuarios en régimen residencial y a 30 en el centro de día. De las 30 plazas en centro de día 20 están vinculadas al régimen residencial.

Los pacientes atendidos en el centro llevan a cabo actividades y talleres de psicomotricidad y expresión corporal, terapia ocupacional, estimulación cognitiva, entre otros.

La Consejería de Salud y de Servicios Sociales, sensible a las necesidades de este colectivo, también tiene suscrito un convenio de colaboración con la asociación Arpa, para la prestación de un servicio de alojamiento temporal para respiro familiar, donde se presta alojamiento a personas diagnosticadas de autismo, psicosis infantil, y/o graves problemas de comportamiento.

Más recientemente, con fecha 1 de septiembre de 2011, la Consejería ha firmado un contrato con la misma asociación para la prestación del servicio de intervención de servicios sociales en atención temprana, preferentemente de situaciones donde el trastorno en el desarrollo o el riesgo de padecerlo incide principalmente en el trastorno generalizado del desarrollo, con una vigencia de dos años