27 de diciembre de 2011

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, ha asegurado que La Rioja conservará a lo largo de 2012 su posición de liderazgo en la aplicación de la Ley de Dependencia que a nivel nacional ha venido manteniendo en los últimos años. El compromiso de Nieto se realiza una vez conocidos los resultados del VIII Dictamen de la Dependencia, presentados este mes por el Observatorio de la Dependencia, que valoran con un nueve sobre diez, la aplicación de esta norma en la región.

El consejero, acompañado por la directora general de Atención a la Dependencia y Prestaciones Sociales, Carmen Corral, ha indicado que el sostenimiento de las Políticas Sociales es una de las prioridades del Gobierno de La Rioja y que lo seguirá siendo a lo largo del próximo año. En ese sentido, Nieto ha apuntado que el Presupuesto destinado para 2012 en el apartado de Dependencia, 106.200.343 euros no sufre variación con respecto a 2011.

De esta manera, según ha señalado el consejero, La Rioja va a seguir adelante con la aplicación de esta norma y se muestra contrario a las valoraciones que indican el decaimiento a nivel nacional de la Ley de Dependencia a partir de 2012. A juicio de Nieto, la reducción de solicitudes que se ha experimentado a lo largo de 2011 y que quedan claramente reflejadas en el VIII Dictamen, no indica que esta norma esté "agonizante".

La disminución de solicitudes se debe, según Nieto, a que el aplicativo informático nacional no analiza las revisiones y por tanto no tiene en cuenta a toda la población que en la actualidad –después de cuatro años de aplicación de la Ley- ya está valorada y atendida y que se somete de nuevo a una revisión para cambiar su grado o nivel de Dependencia.

José Ignacio Nieto sí se ha mostrado partidario de trabajar a nivel nacional por la suficiencia en la financiación del modelo, la creación de una normativa común que permita mantener un baremo homogéneo y un desarrollo reglamentario que posibilite a las Administraciones adelantarse a los acontecimientos y eviten casos de inseguridad jurídica.

Balance de sobresalienteNieto realizó estas declaraciones, acompañado por la directora general de Atención a la Dependencia y Prestaciones Sociales, Carmen Corral, durante la presentación hoy el balance regional del VIII Dictamen de la Dependencia. Nieto ha valorado como excelente el papel de La Rioja, tal y como señalan todos los indicadores.

El consejero ha destacado que La Rioja es la región que más dinero destina por habitante para cubrir el gasto de la Dependencia con 222,14 euros, casi 100 euros más que la media española situada en 124,38 euros por habitante. Nieto ha desglosado este gasto explicando que, de estos 222,14 euros, 60,97 son aportados por la Administración General del Estado y 161,16 euros son aportados por el Ejecutivo riojano.

La comunidad también se sitúa en la parte alta de la tabla en cuanto a la puntuación general de la gestión, donde obtiene en diciembre un nueve sobre diez (en junio fue valorada con un 8), lo que la señala como la cuarta región con mejor nota de España. Esta puntuación está más de tres puntos por encima de la media española que es de 5,97 puntos y es sólo superada por Castilla-La Mancha, País Vasco y Castilla León, todas ellas con 9,5 puntos.

El 2,39% de la población riojana se ha beneficiado de las ayudas a la Dependencia, unas 8.000 personas. Este dato sitúa a La Rioja como la segunda comunidad con mayor porcentaje de población beneficiada, solo precedida por Cantabria con un 2,57%, mientras la media española es del 1,6%.

Destacan asimismo el número de dictámenes emitidos sobre el total de la población, donde La Rioja ocupa el segundo lugar con mayor porcentaje, 4,31%. La la media española es del 3,2%. La relación entre el número de dictámenes que se emiten sobre las solicitudes que se realizan es del 99,88%, una cifra excelente que coloca a La Rioja como la región con mejor dato. La media española es del 93,5%.

Por último, el consejero ha concluido el balance señalando que en La Rioja existe compatibilidad entre las prestaciones, lo que quiere decir que una personas con ayuda económica en materia de Dependencia puede recibir también, por ejemplo, el servicio de teleasistencia, o puede tener plaza en un centro día y recibir ayuda domiciliaria, algo que ocurre en muy pocas comunidades.