21 de noviembre de 2011

El consejero comparece junto al secretario general técnico (derecha)

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, considera que el presupuesto previsto para su departamento en 2012 garantiza de manera suficiente la prestación de los servicios sanitarios y sociales. Según ha detallado Nieto en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Parlamento de La Rioja, el departamento que dirige contará en 2012 con 547 millones de euros, el 43,41% del montante global de las cuentas públicas del Gobierno riojano para el próximo año.

Este presupuesto, desciende un 3,5 % con respecto al año en vigor, lo que supone una diferencia de algo menos de 20 millones de euros, con respecto a la suma de las partidas presupuestarias que en 2011 recibieron las Consejerías de Salud y de Servicios Sociales, ahora unidas en una sola. No obstante, el consejero ha insistido en que se ha realizado un notable esfuerzo para que este descenso global no repercuta en las entidades prestadoras de los servicios directos a los ciudadanos, que mantienen prácticamente sus partidas intactas en relación a 2011.

Así, el presupuesto del Servicio Riojano de Salud se mantiene prácticamente igual, con un leve descenso, apenas un 0,41%, con respecto a 2011. De la misma manera, las partidas dedicadas a la prestación de servicios en Dependencia, Discapacidad y Política Social mantienen un leve descenso que no les afectará para seguir garantizando, al igual que en el Sistema Público de Salud, su actividad, desarrollando políticas de calidad, basadas en la proximidad al ciudadano y lugar de residencia.

Nieto ha indicado que el presupuesto de Salud y Servicios Sociales es producto de la política de austeridad del Gobierno de La Rioja, y lo ha calificado como "responsable, porque se ha elaborado desde la realidad que marca la actual etapa económica, y sobre todo, social, puesto que el principal esfuerzo se dirige al mantenimiento presupuestario de todas las prestaciones sociales y sanitarias".

En ese sentido, el consejero ha indicado que, además de las prestaciones sociales y sanitarias, se mantendrán también todos los planes de prevención y educación sanitaria, especialmente los referidos al calendario vacunal (se reduce en un 3,25%, debido esencialmente a la mejora de precios en la compra de vacunas), el plan de tabaquismo y el apoyo a asociaciones de pacientes.

También se mantendrá el desarrollo del plan de mejoras relativo a los centros y consultorios rurales, se finalizará la construcción del Centro de Salud de la Guindalera en Logroño, se iniciarán los trámites para la adjudicación de la obra prevista en Alberite y se pondrá en marcha la Unidad de Cuidados Especiales de la Fundación Hospital de Calahorra.

Por otra parte, a lo largo de 2012 el Sistema Público de Salud iniciará los trámites necesarios para poner en marcha los planes de detección de la hipertensión y la obesidad en Atención Primaria.

El desarrollo de nuevos dispositivos de carácter ecográfico que mejoren la coordinación y el intercambio de información entre los dos niveles asistenciales, la puesta en marcha del plan de crónicos y la expansión de la hospitalización a domicilio a todo el territorio de las Comunidad son otras de las actuaciones que se llevarán a cabo el próximo año.

El ahorro principal se producirá en el desarrollo de la política farmacéutica, debido a la prescripción de principios activos, que permitirá una reducción de aproximadamente un 7,5% en la factura farmacéutica.