5 de julio de 2010

El Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Iñigo Nagore, ha visitado hoy en Aldeanueva de Ebro, junto al Director General de Calidad, Investigación Agroalimentaria y Desarrollo Rural, Pedro Manuel Sáez Rojo, las instalaciones de la Cooperativa Frutos del Campo para comprobar el funcionamiento de una calibradora electrónica de cerezas que da respuesta a las exigencias del mercado actual y va a favorecer las condiciones para la exportación de este producto.

Este equipamiento se ha incorporado por iniciativa de tres productores de cereza riojanos: Jesús Moreno, Alfonso Martínez y la Sociedad Agrícola de Altura S.L. Se trata de la única calibradora de este tipo establecida en La Rioja, y ha supuesto una inversión cercana a los 350.000 euros, que ha contado también con el apoyo del Gobierno regional.

Íñigo Nagore, quien durante la visita ha estado acompañado por el presidente de la cooperativa, Roberto Jiménez; su gerente, José Luis Jiménez y los agricultores promotores de la actuación, ha agradecido una iniciativa que “va a permitir dar un valor añadido a la cereza, al garantizar una mejor conservación y facilitar la separación de la fruta por calibre y color, dos aspectos fundamentales para aumentar su cotización en el mercado”.

La nueva instalación se compone de dos partes: una cabina de ducha vertical para el enfriamiento del fruto (conocido técnicamente como ‘hidrocooling’) y una máquina calibradora electrónica, que discrimina el fruto por diámetro y por pigmentación (gama de color). Se estima que durante la presente campaña han pasado por la calibradora unos 400.000 kilos de cereza, un 25% de los cuales se destina a la exportación, con países como Francia, Alemania o Inglaterra como principales mercados.