18 de octubre de 2011

Reunión en la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente sobre la propuesta de reforma de la PAC

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha exigido hoy una "reorientación radical" de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) para que "dé respuesta a las necesidades de los agricultores y ganaderos" y contribuya al desarrollo equilibrado de este sector económico fundamental en La Rioja.

El consejero ha efectuado estas declaraciones al término de la reunión que ha mantenido con los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias (ARAG-Asaja, UPA y UAGR-COAG) y la Federación de Cooperativas Agrarias de La Rioja (FECOAR). Todas las partes han acordado constituir una mesa técnica para trabajar en defensa del modelo productivo riojano.

Nagore ha destacado el "rechazo unánime" existente por parte de todas las administraciones y el sector agrario ante la reforma propuesta por la Comisión Europea. "Nuestra pretensión es que se defienda el trabajo de los agricultores con remuneraciones adecuadas y apostando por el mantenimiento de la actividad en el ámbito rural; pero esta reforma va en sentido contrario y puede derivar en una sustancial pérdida de competitividad".

Esta reforma, ha subrayado, "está pensada para una agricultura más uniforme sin tener en cuenta la riqueza y la variedad de cultivos que caracteriza al área mediterránea". Asimismo, se penaliza a los agricultores al exigirles unos requisitos adicionales para recibir las ayudas. El consejero ha indicado también que esta propuesta resulta "muy perjudicial" para La Rioja al contemplar la liberación de los derechos de plantación de los viñedos y la supresión, a partir de 2015, de las cuotas del azúcar, "una agresión al sector remolachero".

Nagore también ha insistido en que la reforma de la PAC no resuelve los actuales problemas de agricultores y ganaderos: la progresiva disminución de precios y el desequilibrio en la cadena alimentaria, con una sustancial diferencia entre el precio de venta al público y la asignación que recibe el agricultor por la venta de sus productos.

"No se introducen medidas de intervención de mercados para corregir esta crisis de precios", ha precisado. En este sentido, ha criticado la "indefinición" existente sobre los destinatarios de las ayudas, que, en todo caso, según ha matizado, deben ser los agricultores y ganaderos.