15 de septiembre de 2011

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Iñigo Nagore, ha expuesto los ejes estratégicos que sustentarán su acción de Gobierno durante los próximos cuatro años. "Aprovecharemos mejor las sinergias y ganaremos en eficacia, priorizando aquellas acciones que de verdad ayuden al sector y al conjunto de la sociedad en un momento en que los recursos son escasos", declaró, ya que se integrará el trabajo de las direcciones de carácter ambiental y las vinculadas a la situación agrícola y al desarrollo rural.

Durante su comparecencia, Nagore ha presentado a los miembros de la comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Parlamento de La Rioja la nueva estructura de la Consejería que aúna en cuatro Direcciones Generales y una Secretaría General Técnica las competencias en materia agrícola y de desarrollo rural, y las medioambientales.

Por un lado, apuntó el consejero, el Gobierno de La Rioja abordará una política agraria que, desde el permanente diálogo con las organizaciones, contribuya a mantener la competitividad de nuestra agricultura y ganadería trabajando en la mejora de las infraestructuras y apoyando estrategias de promoción y comercialización específicas. Pero también se profundizará en esta legislatura en políticas de conservación de biodiversidad y desarrollo sostenible, y se trabajará en la gestión racional de los recursos naturales (forestales, cinegéticos y piscícolas) con el fin de aprovechar todo el potencial de nuestro patrimonio y posibilitar la generación de empleo en el medio rural.

En cuanto a la protección del medio ambiente, la gestión integral de residuos, la mejora de la calidad del aire, las estrategias de reducción de gases de efecto invernadero, o la planificación para garantizar el abastecimiento de calidad en todos los municipios son áreas en las que se centrará la acción política de la legislatura.

Mejora de infraestructuras agrarias

La modernización y mejora de las explotaciones agrarias continuará siendo una prioridad. Por ello, Iñigo Nagore exigió a la Administración General del Estado la colaboración necesaria para planificar futuras actuaciones en materia de regadíos, "algo que no ha ocurrido estos últimos seis años", y poder elaborar así un Plan Director de Regadíos de La Rioja. También anunció una nueva Ley de Infraestructuras Agrarias que agilizará los procesos de concentración parcelaria y ofrecerá medidas dirigidas al ahorro de costes de producción. Asimismo, se mantendrá el apoyo a los ayuntamientos para el acondicionamiento de caminos rurales, y se establecerá una línea de ayudas en previsión de daños provocados por catástrofes naturales.

Otro punto de interés es el necesario relevo generacional que garantice el futuro del campo. Por ello, apuntó Nagore, se articularán medidas de apoyo complementarias a las ayudas existentes para la incorporación de jóvenes y con el fomento de la titularidad compartida se buscará un mayor reconocimiento del papel de la mujer en el ámbito rural.

Intensificar la promoción y comercialización

Potenciar un sector agrario capaz de producir alimentos de calidad y respetuosos con el medio ambiente a través de estrategias de comercialización adecuadas es otro de los retos que planteó el consejo de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, quien destacó que "el mantenimiento de la actividad agrícola y ganadera resulta imprescindible para preservar el equilibrio territorial". Además de reforzar las ayudas agroambientales y extender la producción ecológica o la producción integrada a buena parte de las orientaciones productivas presentes en La Rioja, se desarrollarán los contratos territoriales de explotación y los contratos de asesoramiento.

La apuesta por la comercialización se concretará en un mayor apoyo para la participación en ferias, la realización de fusiones o alianzas que faciliten un mejor acceso a los mercados internacionales, y el impulso a programas de consumo de las producciones locales. También se seguirá trabajando en el desarrollo de la marca ‘La Rioja Capital’ como medio de promoción de los productos y las marcas de calidad.Atendiendo a la diversidad productiva de la región, este departamento considera esencial potenciar los principales sectores (vino, frutas y hortalizas, remolacha y patata, aceite o ganadería) con medidas acordes a sus necesidades.

Iñigo Nagore incidió en el sector vitivinícola, el más importante en términos económicos, y reclamó una solución definitiva al estatus jurídico del Consejo Regulador del Rioja que se demanda desde el año 2004. También se comprometió a facilitar las relaciones entre el sector comercializador y productor, fomentando la utilización del contrato homologado, y anunció que "se planteará a las bodegas la suscripción de una carta de compromiso en aspectos relacionados con el medio ambiente, (la huella de carbono, la huella hídrica o la producción integrada); con las correctas prácticas comerciales (contratos con proveedores); con la I+D+i; con la responsabilidad social corporativa; y con el fomento de hábitos de consumo moderado de vino".

Lograr un marco legislativo europeo y nacional estable

La Consejería de Agricultura no bajará su nivel de exigencia para lograr que la futura PAC favorezca los intereses de los agricultores riojanos y no les aleje de esa senda competitiva. "Defenderemos la necesidad de mantener los derechos de plantación de viñedo y reclamaremos un correcta aplicación del Programa Nacional de Apoyo al sector vitivinícola en el marco de la OCM, del mismo modo que exigiremos el mantenimiento de las cuotas de azúcar en beneficio del cultivo de la remolacha", advirtió Nagore.

Impulso a la investigación y experimentación

La ampliación de la red de fincas experimentales, la creación de un portal de vigilancia tecnológica para los sectores agrícolas, el apoyo a los centros tecnológicos, y la apuesta por la investigación en viticultura y enología son algunos aspectos a potenciar como "factor de progreso" para el sector agrario, según declaró Nagore. Asimismo, añadió que en la vertiente medioambiental también "abordaremos un programa de I+D+i sobre gestión y conservación de recursos genéticos forestales y faunísticos, y producción de material forestal en el nuevo Centro de Recuperación de Fauna Silvestre en ‘La Fombera’.

Desarrollo rural sostenible

Otro de los pilares significativos en los que se apoyará la presente legislatura será la política de desarrollo rural. "Se han invertido muchos recursos pero aún tenemos déficit de servicios o accesos en algunas zonas rurales, por lo que pediremos más fondos europeos y nacionales", indicó el Consejero. La puesta en marcha los Planes de Zona de las tres zonas a revitalizar en aplicación de la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, o el enfoque Leader serán elementos que contribuyan a fijar población en nuestros pueblos. Se potenciará la Reserva de la Biosfera de los Valles Leza, Jubera, Cidacos y Alhama, como espacios donde emprender actuaciones de desarrollo rural sostenible en consonancia con la naturaleza que le rodea y sin olvidar su componente turístico.

Gestión racional recursos naturales

El compromiso del Gobierno de La Rioja con una gestión forestal sostenible se materializará en diferentes actuaciones dirigidas a la protección del patrimonio forestal y la biodiversidad. En primer lugar, fortaleciendo el dispositivo de prevención y lucha contra incendios y plagas forestales. En este sentido, Nagore aseguró que la continuidad de las inversiones conlleva al mantenimiento de 200 puestos de trabajo en el medio rural. Además de elaborar el Mapa Forestal de La Rioja, se avanzará en la mejora y conservación de las masas forestales que contribuyen a la fijación de CO2.

La caza y la pesca son dos actividades importantes para el mantenimiento de nuestra biodiversidad, el desarrollo socioeconómico y turístico en nuestro medio rural. Por ello, el Ejecutivo prevé aprobar un Plan General de Ordenación Piscícola y revisar el Plan Técnico de Caza de la Reserva Regional y Cotos sociales.

A este respecto, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente señaló que se buscará el acercamiento entre los titulares de los cotos y los agricultores para "estudiar fórmulas efectivas que minimicen los daños en los cultivos y en el ganado", teniendo en cuenta el difícil equilibrio de mantener una población faunística suficiente con unos daños tolerables. Además, se comprometió a revisar las indemnizaciones por daños provocados por la fauna silvestre para garantizar una compensación justa a los afectados.

Conservación, protección y sensibilización

Avanzar en la conservación del paisaje, flora, y fauna y la protección de los espacios naturales es otro de los grandes objetivos para garantizar la calidad del medio natural. Para ello, se debe avanzar en el cumplimiento de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, así como la Ley de Conservación de Espacios Naturales de La Rioja. En este sentido, Nagore adelantó que se diseñarán y aprobarán los planes de gestión de los seis espacios incluidos en la Red Natura 2000 y los planes (recuperación o conservación) de las especies de fauna y flora amenazadas.

La información, educación y sensibilización ambiental son fundamentales para la protección de la naturaleza. Por ello, se consolidarán los programas de los Centros de Interpretación de Espacios Naturales Protegidos y los Centros Educativos Sostenibles, y se propiciará el uso de las nuevas tecnologías recurriendo a las redes sociales.

La puesta en valor y uso público de las redes de espacios naturales protegidos, cuidando el mantenimiento de la Q de calidad del Parque de Cebollera, de itinerarios verdes y de caminos forestales es otra línea estratégica de trabajo; al igual que el Catálogo de Árboles Singulares de La Rioja, facilitando el acceso a los mismos de personas con movilidad reducida. Además, durante esta legislatura se llevará a cabo el Plan de Ordenación de las Vías Pecuarias de La Rioja.

Enfoque integral de la gestión de residuos

Las líneas de actuación en materia de gestión de residuos y fomento del reciclado girarán en torno a la optimización y el uso de las infraestructuras actuales. Nagore detalló que el Plan Director de Residuos de La Rioja 2007-2015 se adaptará a la nueva Directiva Marco de Residuos, y se incorporará un programa de prevención para reducir en un 10% el peso de los residuos producidos en 2020 respecto a 2010. Para seguir impulsando el reciclado de residuos de construcción y erradicar la aparición de vertidos y escombros incontrolados se promoverá el establecimiento de un programa de gestión específico.

Otro de los ejes de actuación que facilitará la integración del medio ambiente y la agricultura, será la mejora del compost procedente de residuos, lodos de depuradoras, estiércoles, substrato agotado del champiñón y su aprovechamiento como enmienda orgánica para agricultura, labores forestales y silvícolas, o restauraciones de espacios degradados.

La recogida selectiva de materia orgánica ya es una realidad en La Rioja, tras iniciarse una experiencia piloto en siete municipios antes de la entrada en vigor de la Ley de Residuos. Por otro lado, se regulará y potenciará la recogida de residuos orgánicos procedentes de grandes productores como el sector de la restauración, comercio y mercado, y agroalimentarios para la elaboración de un compost de calidad.

Implicación en la lucha contra cambio climático y la contaminación acústica

Una vez puesta en práctica la Estrategia Regional frente al Cambio Climático con el horizonte 2012, es necesario elaborar una nueva Estrategia con el objetivo de reducir un 10% las emisiones de gases invernadero en la Comunidad Autónoma en 2020. Por ello se fomentará la implantación de la huella de carbono por parte de organizaciones y actividades, en especial del sector agroalimentario, en materia de responsabilidad social y como un elemento más de concienciación ciudadana, según ha indicado el consejero.

"Propondremos la puesta en marcha de un programa de prácticas sostenibles y de minimización de la huella de carbono en el sector vitivinícola", destacó Nagore, al referirse a una iniciativa que servirá para posicionar a La Rioja como referente en la sensibilización y concienciación en la lucha contra el cambio climático, y que deberá extenderse a todos los sectores productivos.

Por otro lado, se incluirá en la red actual de vigilancia de la calidad del aire una nueva estación en Haro, que completará la red de 5 puntos de vigilancia de las concentraciones de contaminantes en Logroño, Rioja Media y Baja. La evaluación y gestión de la calidad del aire se verá reforzada con la integración con la red de vigilancia agroclimática gestionada desde Agricultura. Además, para fomentar una actitud crítica y mayor participación de la sociedad, se seguirá utilizando Internet como plataforma para el reporte y consulta de información ambiental.

Desde la Consejería se elaborarán mapas de ruido de infraestructuras, como las carreteras que reciben más de 3.000 vehículos diarios, y se trabajará para establecer el marco regulatorio y las ordenanzas modelos para que los Ayuntamientos puedan disponer de criterios homogéneos para atajar la contaminación acústica.

Abastecimiento de calidad y máximo nivel de depuración

La Rioja dispone de un Plan de Abastecimiento 2002-2015 cuyo eje central es la ejecución de grandes abastecimientos supramunicipales interconectados para garantizar calidad y cantidad de agua de boca y el Consorcio de Aguas y Residuos es la entidad preferente para la gestión integral del agua en aquellos municipios que se lo deleguen.

Nagore recordó que tres de estos abastecimientos están declarados de Interés General: el del Cidacos, cuyo proyecto está aprobado pero su ejecución está hipotecada por el retraso del embalse de Enciso; el del Iregua, cuyo proyecto está redactado y aprobado por el Gobierno de La Rioja desde el 2009 y tiene el visto bueno de la CHE pero todavía no ha sido aprobado por el Estado; y el del Oja, que está ejecutando la Sociedad Estatal Acuaebro y acumula un retraso en las obras de 36 meses.

Del mismo modo, será preciso establecer nuevos convenios para la ejecución del abastecimiento del Iregua y del Cidacos, "dentro de un marco que permita al Gobierno de La Rioja ser, no solo un ente pagador, sino también coparticipe en la ejecución y dirección de las infraestructuras, evitando de esta manera los errores y perjuicios sufridos en la construcción del Abastecimiento del Oja", matizó el Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

La depuración en La Rioja ha sido un eje prioritario en inversión, no solo por razones medioambientales y en cumplimiento de las Directivas Europeas, sino por una cuestión de salud y calidad de vida. En 2011, más del 98,5% de la población cuenta con un sistema de depuración, y de ellos, un 96%, con un tratamiento secundario. Las inversiones desde 1998 han alcanzado los 145 millones de euros. "Cumplimos con creces –valoró Nagore- las exigencias europeas que obligan a depurar las aguas residuales en aglomeraciones de más de 2.000 habitantes equivalentes, y tenemos como objetivo poner a disposición los instrumentos financieros apropiados para que en 2015 todos los núcleos de población de más de 25 habitantes cuenten con un sistema de depuración adecuado".

Por último, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, manifestó que exigirá el cumplimiento de los compromisos de inversión en infraestructuras contemplados en el Plan Nacional de Calidad de Aguas, con el fin de abordar la construcción del nuevo colector del Iregua, un tanque de tormentas en la EDAR de Logroño-Iregua, y los Tanques de tormentas de Arnedo, Quel y Autol.