25 de febrero de 2011

El Consejero de Hacienda, Juan José Muñoz, ha presentado esta mañana el avance de cierre de la ejecución presupuestaria correspondiente a 2010 que el Gobierno de La Rioja ha remitido al Ministerio de Hacienda, dentro del compromiso de transparencia de las cuentas públicas del Ejecutivo riojano. Muñoz ha anunciado que el Gobierno de La Rioja ha conseguido rebajar en el cuarto trimestre de 2010 la deuda en 40 millones de euros, pasando de 739 millones a 699 millones de euros.

Según ha asegurado Muñoz, estos datos están condicionados por las medidas implantadas durante el último año por el Gobierno central que "nos han impedido cumplir el compromiso de estabilidad presupuestaria", consistentes en el recorte de ingresos previstos para la Comunidad Autónoma de La Rioja y en la subida de impuestos promovida por el Gobierno de la Nación.

En su opinión, dichas medidas han tenido "efectos perniciosos" en las previsiones realizadas por el Ejecutivo riojano y han elevado el déficit hasta el 2,86% del PIB, cuando el objetivo fijado se situaba en el 2,4%. El desfase producido, del 0,46% según los datos provisionales de cierre del ejercicio, ascendería a 37,26 millones de euros. Muñoz ha apuntado que, entre otras, estas medidas son la subida de dos puntos del IVA, cuya recaudación recae íntegramente en el Estado; el incumplimiento de los compromisos adquiridos por el nuevo modelo de financiación; y el recorte de los ingresos comprometidos en las conferencias sectoriales, sobre todo en materia de sanidad y servicios sociales.

Estas medidas, según ha denunciado Muñoz, han provocado que el Gobierno de la Nación reconduzca su situación financiera -ha rebajado el déficit del 5,9% al 5,1% del PIB nacional- a costa de las comunidades autónomas, una de ellas La Rioja. Muñoz ha aclarado que, si se hubieran respetado los compromisos del Gobierno de Zapatero, "cumpliríamos con holgura el objetivo" adoptado en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Así el Consejero de Hacienda del Gobierno de La Rioja ha recordado que las entregas a cuenta del modelo de financiación "han sido drásticamente reducidas", lo que supone una reducción en los ingresos que percibe la Comunidad Autónoma de 40 millones de euros (0,50% del PIB regional); el sistema de financiación establecía para 2010 una aportación de fondos adicionales del Estado cuantificada en 22 millones de euros (0,27% del PIB regional), que ha sido reclamada en vía contenciosa; y, por las dificultades de relación entre el Gobierno de España y la Comisión Europea, no se han librado fondos FEDER, que como otros ejercicios figuraban como ingresos por valor de 14 millones de euros (0,17% del PIB regional).

Es decir, según ha explicado Muñoz, sólo la suma de estos tres conceptos hubiera permitido que el déficit se mantuviera dentro de lo previsto por el Gobierno de La Rioja. Pero, además, ha añadido otros incumplimientos del Gobierno central que afectan a las cuentas públicas de la Comunidad Autónoma de La Rioja, como los fondos para la dependencia, que en la conferencia sectorial se habían comprometido 20 millones de euros y sólo se han recibido 13 millones; no se han distribuido los fondos de Agricultura para el Plan de Desarrollo Rural; un año más se ha ignorado a La Rioja en la compensación por el artículo 46 del Estatuto de Autonomía, pese a los compromisos adquiridos por el propio Presidente Rodríguez Zapatero; o la subida de dos puntos del IVA desde el segundo semestre de 2010 que ha hecho incurrir a la Comunidad, igual que al resto de los ciudadanos, en un mayor gasto para realizar los mismos servicios, cuantificados en 8,10 millones de euros.

Muñoz, no obstante, ha matizado que se trata de datos provisionales, sujetos a los ajustes de los criterios de contabilidad que normalizan y homogenizan las cuentas públicas de todos los organismos del Estado que se realizarán en los próximos meses con la Secretaría de Estado del Ministerio de Hacienda. Ha añadido que, en caso de que se confirmará esa desviación, el Gobierno de La Rioja presentará un plan de medidas adicionales para corregir el desequilibrio y situar de nuevo a La Rioja en la senda de la estabilidad "que nunca quiso abandonar".


Positiva situación financiera de la Comunidad

El Consejero de Hacienda ha lamentado que esta situación ha alterado la positiva trayectoria financiera de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Según ha recordado, en 2009, último ejercicio cerrado a efectos de contabilidad pública, La Rioja y Madrid fueron las dos únicas autonomías que cumplieron el requisito de estabilidad; La Rioja cerró el ejercicio con un déficit del 0,68% del PIB regional, cuando el Consejo de Política Fiscal y Financiera estableció un 0,75%.

Del mismo modo, en términos de Presupuestos Generales aprobado para 2011, ha cumplido las previsiones al plantear un déficit del 0,70%, cuando se autoriza hasta el 0,75% y no alcanzando el techo global del 1,3%.

Ambas circunstancias han llevado a que el Gobierno central haya decidido que sólo La Rioja y Madrid, entre las diecisiete comunidades autónomas, no necesiten autorización para contratar deuda.

Juan José Muñoz ha insistido la solidez de las cuentas públicas de La Rioja, como reiteradamente han proclamado tanto el Consejo de Política Fiscal y Financiera como el Ministerio de Hacienda.