26 de diciembre de 2007

La Dirección General de Medio Natural de la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno de La Rioja está llevando a cabo un proyecto de mejora y mantenimiento de la vía romana del Iregua, que se desarrollará hasta el año 2010 con una inversión total de 180.305 euros.

La empresa adjudicataria, Sociedad Cooperativa Las Matas, ha actuado hasta la fecha en los 67 kilómetros de vía con intervenciones consistentes en la señalización con pintura de elementos naturales (piedras, árboles, etc), la sustitución de las balizas de madera deterioradas y la colocación de flechas indicativas de localidades, parajes y otros elementos de interés. Asimismo, se ha desbrozado y eliminado la vegetación invasora del camino y se ha acondicionado la senda eliminando los restos de desprendimientos y puntos de encharcamiento.

Este sendero discurre por los restos de la vía romana del Iregua y por tramos de antiguos caminos históricos y se abrió en 2001 para promover una nueva alternativa de ocio que permitiera la práctica del senderismo en un medio natural de gran interés paisajístico como es el caso del Camero Nuevo.

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial rehabilitó para uso turístico, recreativo y medioambiental esta senda que se extiende a lo largo de 67 kilómetros, desde Viguera al puerto de Piqueras, y atraviesa los términos municipales de Viguera, Torrecilla en Cameros, Almarza de Cameros, Pinillos, Pradillo, Nieva, El Rasillo, Ortigosa, Villanueva de Cameros, Villoslada de Cameros y Lumbreras hasta desembocar en la Venta de la Luz, en Piqueras. La vía ofrece un paisaje variado de pinos, robles, hayedos y pastizales y puede ser recorrida a pie, a caballo y en bicicleta.

En su trazado original, la antigua calzada romana del Valle del Iregua comunicaba el río Ebro, desde la Vareia romana (actual barrio de Varea) al puerto de Piqueras, con el camino de Numancia, en Soria. El Valle del Iregua conserva todavía vestigios de esta importante vía de comunicación entre los que figuran tramos empedrados y restos de puentes.