9 de febrero de 2011

Más de un centenar de personas han asistido en Riojaforum a la jornada técnica organizada por la Dirección General de Calidad Ambiental y Agua de la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial sobre aprovechamiento de plantas medicinales, aromáticas y frutas silvestres centrada en el cultivo del arándano comercial.

El Director General de Calidad Ambiental y Agua, José María Infante, ha inaugurado una actividad que forma parte del proyecto de aprovechamiento de plantas medicinales, aromáticas y frutos silvestres en la Reserva de la Biosfera de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama que quiere poner en marcha el Gobierno de La Rioja como alternativa de desarrollo rural sostenible para la población de la zona.

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial viene trabajando desde septiembre de 2010 en un estudio de investigación e innovación para analizar las plantas aromáticas y medicinales y los frutos silvestres existentes en la Reserva de la Biosfera riojana que sean susceptibles de ser explotadas o cultivadas de forma ambientalmente sostenible y económicamente viable.

El estudio incluye la plantación de varios cultivos piloto de aquellas plantas que ofrezcan mayor garantía de viabilidad y de ser una alternativa de desarrollo sostenible, como es el caso del arándano comercial, además de otros pequeños frutos como la grosella, la frambuesa y la mora.

Estas especies presentan buenas perspectivas no sólo en la Reserva, sino en otras partes de La Rioja, debido a su capacidad de adaptación a las condiciones del suelo y climatológicas, su demanda creciente y facilidad de cultivo, lo que las convierte en una de las alternativas a tener en cuenta desde el punto de vista de la viabilidad y la rentabilidad.

Estos cultivos permitirían aprovechar terrenos infrautilizados o improductivos, al tiempo que constituirían un importante complemento de renta para la población de la Reserva y de fijación de trabajo en la Reserva y otras zonas rurales de La Rioja.