29 de noviembre de 2010

El Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño ha dictado una resolución judicial que determina el sobreseimiento de la querella interpuesta por el Partido Riojano contra el Consejero de Vivienda y Presidente del IRVI, Antonino Burgos, por delitos de prevaricación y malversación.

La resolución dictada establece claramente que no existen indicios sobre ninguno de los dos delitos planteados por el Partido Riojano por lo que se dicta el sobreseimiento de la querella.

Recordar que el Partido Riojano emprendió la acción popular ante el acuerdo adoptado el 22 de diciembre de 2008 por el Instituto Riojano de Vivienda sobre oferta vinculante de suelo al Instituto por las mercantiles LMB-PROGEA y su aceptación por el Consejo de Administración del IRVI por mayoría de 12 votos. En concreto, el IRVI compró una superficie de 20.000 metros cuadrados en la zona de interés regional El Corvo-Fonsalada a 9 euros el metro cuadrado, y aceptó una opción de compra gratuita de hasta la tercera parte de los terrenos propiedad LMB-PROGEA, a razón de 46,80 euros el metro cuadrado.

En su resolución el Juzgado determina que el proceso de adquisición de los terrenos ha sido transparente y público.

Igualmente, la resolución es tajante al afirmar que "no existen indicios racionales de resolución arbitraria" con lo que descarta el delito de prevaricación administrativa. De igual manera señala: "no existen indicios racionales de que se haya intentado destinar a usos ajenos a la función pública encomendada al IRVI los caudales puestos a su disposición", lo que descarta el delito de malversación de caudales públicos.