1 de octubre de 2010

El Consejero de Hacienda, Juan José Muñoz, ha presentado el trabajo estadístico ‘Mujeres y hombres en La Rioja. Estadísticas de género 2010’, un estudio monográfico elaborado por el Instituto de Estadística de La Rioja que puede consultarse a través de la página web www.larioja.org/estadística.

Este monográfico demuestra los cambios sociales y culturales motivados por la participación de la mujer en los diferentes ámbitos y se presenta como un instrumento para conocer mejor las características de la sociedad riojana y las áreas donde es necesario actuar para conseguir una sociedad más equilibrada y tolerante.

El trabajo está estructurado en ocho campos de análisis: demografía, familia y hogares, actividad profesional, salud, educación y deporte, protección social y violencia, seguridad y justicia y, por último, participación social.

Demografía

En el primer capítulo se analiza la demografía. Según los datos provisionales del padrón a 1 de enero de 2010, en La Rioja hay 321.780 habitantes, un 50,21% son hombres y un 49,78% son mujeres. Respecto a 2009, la población ha experimentado un leve crecimiento del 0,02%, pese a que por primera vez desde el año 2000 la población masculina ha descendido por el freno en la llegada de población inmigrante.

En cuanto a la población extranjera, en La Rioja representa el 14,4% del total de la población empadronada y el 55% de la misma está compuesta por hombres. Por continentes de origen, únicamente América presenta mayor número de mujeres que de hombres.

Las proyecciones a corto plazo prevén que en 2019 la población riojana registrará un ligero pero sostenido crecimiento hasta alcanzar los 325.214 habitantes, con 4.617 mujeres más que hombres, siendo estas más longevas, alcanzando una esperanza de vida de 84,8 años, casi seis años más que los hombres.

En este ámbito, resulta destacable el desequilibrio provocado por la ‘masculinización’ del medio rural, ya que sólo en 19 de los 174 municipios riojanos (entre los que se encuentran Logroño y Calahorra) el número de mujeres es superior al de hombres.
Hogar y familia

En el apartado que trata la composición de la familia, se comprueba que en el 2008, casi en uno de cada cuatro hogares el sustentador principal era una mujer, de estos, el 45% son unipersonales. Además, se evidencia que cuando el sustentador principal es el hombre, baja el gasto por persona, ocurriendo lo contrario con el gasto por hogar.

Actividad profesional

Respecto al mercado de trabajo, se constata que la mujer adquiere cada vez mayor protagonismo. En cuanto a los contratos laborales a mujeres, representaron el 44% en 2009. Según su duración, entre los contratos indefinidos existe equilibrio entre géneros, mientras que en los contratos temporales predominan los hombres (57%).

En relación con el desempleo, el colectivo masculino ha sido el más perjudicado en los últimos tres años hasta superar la media de las mujeres paradas en 2009. Los hombres parados han pasado de representar el 41% del total de parados en 2007 al 53% en 2009.

También mejora el ratio de mujeres en lo que concierne a población ocupada, pasando de representar un 40,6% en 2008 a un 42,1% en 2009.

En cuanto al salario, uno de los indicadores relevantes acerca de las diferencias de género, el salario bruto anual de un trabajador en 2008 ascendió a 22.550 euros, mientras que a una trabajadora le correspondían 18.364 euros de media, siendo la media del total de la población de 20.674 euros. A pesar de que existen diferencias, estas se van acortando año tras año.

Salud

Otro de los temas analizados en este estudio es la salud. En cuanto a los profesionales sanitarios predominan las mujeres en enfermería (93%), farmacia (71,3%) y fisioterapia (70,6%), mientras que hay más hombres entre odontólogos y estomatólogos (67,5%) y entre veterinarios (64,1%).

En lo referente al consumo de tabaco, alcohol y drogas, los hombres se inician antes en alcohol, tabaco y cannabis, pero más tarde en tranquilizantes y somníferos. La frecuencia de consumo en 2008 fue mayor para mujeres que para hombres en sustancias como el alcohol y tabaco. El porcentaje de riojanos fumadores (50,2%) supera muy ligeramente el de mujeres fumadoras (49,8%), mientras que, a nivel nacional, el porcentaje de mujeres supera al de hombres.

Educación y deporte

Respecto a la educación, los hombres sólo son más numerosos en Educación Secundaria. El número de mujeres matriculadas es superior, principalmente en los centros públicos y con predominio en Bachillerato y en las enseñanzas de régimen especial. En el panorama universitario, el índice de feminidad en la Universidad de La Rioja es del 116,93. Por estudios hay más mujeres matriculadas en Ciencias Empresariales, Ciencias Jurídicas y Sociales, Letras y Ciencias de la Educación, Relaciones Laborales, Enfermería y Turismo; hay más hombres en la Escuela Superior de Ingeniería Industrial, Ciencias, Estudios Agroalimentarios e Informática.

Protección social y violencia

En el apartado de protección social, se recoge que en 2008 había más menores mujeres que hombres en situación de acogimiento, mientras que en desamparo o residencias de menores los porcentajes están equilibrados. Son más mujeres (51,5%) las que asisten al programa de coeducación de prevención de la violencia. Las denuncias por malos tratos se han incrementado en los últimos años un 29% entre 2003 y 2007.

Seguridad y justicia

Respecto al total de delitos, los condenados son, sobre todo, hombres (91,9%), destacando que las mujeres condenadas son, principalmente, menores de 30 años (49,1%).

Participación social

En lo referente a la participación social en los últimos años, ha aumentado considerablemente la presencia de las riojanas en los órganos de representación, tanto en la Cámara Autonómica como en los ayuntamientos. En cuanto al número de efectivos de la Administración Pública, el 55% son hombres y el 45%, mujeres, y sólo predominan las mujeres en la Administración autonómica (cerca del 70%).