7 de octubre de 2011

Nieto

El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, ha presentado hoy el nuevo manual editado por la Consejería sobre el ‘Diagnóstico Precoz de la Enfermedad Celiaca’, en el que han colaborado profesionales del Servicio Riojano de Salud (SERIS), de la Dirección General de Salud Pública y de la Asociación de Celiacos de La Rioja (ACERI).

Según ha explicado Nieto, que ha estado acompañado por ACERI, María Ángeles Espila, "el objetivo de la publicación es ofrecer apoyo e información a los profesionales sanitarios que diagnostican y tratan a las personas afectadas, principalmente de atención primaria, de pediatría y de otras especialidades médicas relacionadas".

Salud y Servicios Sociales ha editado 500 ejemplares en papel y está también disponible en formato digital en la página Web del Servicio Riojano de Salud (www.riojasalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva) y como documento de apoyo en la biblioteca del sistema informático de atención sanitaria.

Con este documento se intenta dotar a los profesionales de una herramienta sencilla y consensuada para su aplicación en el trabajo diario. Es una guía de fácil acceso, gracias a la instauración de las nuevas tecnologías, a través de la historia clínica electrónica (HCE) del Sistema Sanitario de La Rioja.

La guía se estructura en ocho apartados:

1.- Sospecha clínica para un diagnóstico precoz de la enfermedad

Describe síntomas, signos y enfermedades o estados de salud que inducen a la sospecha clínica de la enfermedad y presenta las pruebas más indicadas para iniciar el diagnóstico.

2.- Presentación clínica de la enfermedad

Describe, por línea de vida (Infancia, adolescencia y edad adulta), el cuadro clínico más característico y específico. Estas presentaciones clínicas se muestran en un esquema que agiliza su visualización.

3.- Grupos de riesgo

Describe los grupos de riesgo más susceptibles de presentarla y que en la práctica clínica hay que considerar.

4.- Secuencia de diagnóstico precoz en la Atención Primaria

Incluye un algoritmo con la secuencia diagnóstica y toma de decisiones en atención primaria. Esta herramienta pretende facilitar el trabajo y el empeño de los profesionales de la salud, en el diagnóstico clínico de las personas con sospecha, a partir de la historia clínica y del examen físico.

5.- Secuencia de actuación diagnóstica en Atención Especializada

Iniciada con el diagnóstico en atención primaria o bien desde la sospecha fundada por la sintomatología, se derivan los posibles casos al servicio de Digestivo para realizar la biopsia intestinal, diagnóstico necesario para iniciar una dieta sin gluten.

6.- Tratamiento

Hay un único tratamiento y para ello se incluye una tabla orientativa de alimentos en función de su contenido en gluten, así como el tratamiento de otros procesos carenciales derivados de la mala absorción de nutrientes.

7.- Puntos clave y recomendaciones

Describe los aspectos más destacados de la enfermedad celiaca.

8.- Páginas Web de interés

Con información relevante para el manejo de las personas diagnosticadas. Son un buen recurso para consultar las actualizaciones del listado de alimentos exentos de gluten, puntos de venta, alertas alimentarias, foros, debates….

Es muy importante facilitarles estos recursos y acercar a estas personas a la asociación de celiacos de La Rioja.

¿Qué es la enfermedad celiaca?

La enfermedad celiaca es una intolerancia a la proteína del gluten, presente en muchos alimentos habituales en nuestra dieta como cereales (trigo, centeno, triticale, cebada), aditiva, colorante, conservante y también en algunos medicamentos, además de las contaminaciones cruzadas que se producen en el almacenamiento y manipulación de alimentos.

La ingesta de esta proteína produce, en las personas que presentan esta intolerancia, una alteración de la mucosa del intestino que dificulta la absorción de los alimentos. El único tratamiento posible es la eliminación total en la dieta del enfermo los alimentos que contienen gluten. Su prevalencia es alta pudiendo afectar al 1% de la población.

Esta alteración hace que personas de nuestro entorno estén desarrollando sus actividades cotidianas sin el nivel de calidad de vida que les corresponde: niños desde edades tempranas tienen alterado su umbral de desarrollo y crecimiento y las personas adultas deben enfrentarse a sus actividades diarias con un estado de salud y bienestar distinto al del resto de la población.

La sintomatología tan inespecífica, a veces inexistente, con la que se presenta la enfermedad celiaca favorece un importante infradiagnóstico desde el Sistema Sanitario. Esta característica obliga a buscarla y a diferenciarla de otros procesos con las que comparte signos y síntomas, y a no olvidarnos de las personas con antecedentes entre sus familiares.

El diagnóstico precoz y la instauración lo antes posible de una alimentación exenta de gluten son las claves para que las personas afectadas puedan vivir con plena salud. Para ello es importante que las personas celiacas estén bien informadas sobre qué productos lo contienen o no y se alimenten con plenas garantías de seguridad para su salud, exactamente igual que el resto de consumidores.

Las relaciones sociales e interpersonales de las personas celiacas están condicionadas por la sensibilización y concienciación de la sociedad con esta enfermedad. La industria de la alimentación, los comedores colectivos, la hostelería, etc son sectores que pueden facilitar su día a día.

Desde el Sistema Sanitario se pretende dar un gran impulso al diagnóstico temprano de esta enfermedad, iniciando su sospecha en las consultas de Atención Primaria. Una vez finalizado el diagnóstico y confirmada la enfermedad, hay que proporcionar la mejor información, tanto a la persona afectada como a su entorno familiar y/o social, para que les ayude a afrontar la enfermedad, y a entenderla, como un modo de vida que no tiene por qué diferenciarse de la del resto de la población.