21 de octubre de 2015

Visita obras Presa de Enciso

El presidente de la Comunidad de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha asegurado hoy que la presa de Enciso supondrá "un notable impulso al desarrollo económico y social de La Rioja Baja". Esta actuación "va a representar un firme apoyo a las actividades económicas, en especial, al sector agrario y a la industria alimentaria, y a la calidad de vida de las personas que residen en esta zona".

La presa de Enciso va a permitir la mejora del abastecimiento de agua para uso doméstico, agrícola e industrial. Se trata de la infraestructura hidráulica más ambiciosa que se acomete en la actualidad en la comunidad autónoma, con una capacidad de 46,5 metros cúbicos. Su construcción va a beneficiar a más de 63.000 personas y permitirá regar cerca 5.500 hectáreas de los términos municipales de Arnedillo, Santa Eulalia, Herce, Arnedo, Quel, Autol y Calahorra. La ejecución del plan de regadío permitirá ampliar esta superficie a 8.000 hectáreas.

Ceniceros ha subrayado que "la buena sintonía y la estrecha colaboración" entre el Gobierno de La Rioja y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha logrado "dar el impulso definitivo" a esta obra, que se ha logrado reactivar en plena crisis y en un momento de restricciones presupuestarias.

Asimismo, ha agradecido el esfuerzo inversor en otras actuaciones, como las presas de Soto-Terroba y Regajo, que en breve entrará en funcionamiento; el abastecimiento de los municipios del bajo Iregua; el tanque de tormentas que se construye en la depuradora de Logroño o la integración medioambiental de las riberas del Ebro, también en la capital riojana.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la sociedad pública Aguas de las Cuencas de España (Acueaes), tiene previsto invertir 30 millones de euros en el abastecimiento del Cidacos, que beneficiará a una veintena de municipios y mejorará la calidad y cantidad de agua potable que reciben los vecinos.

Planificación del ciclo del agua

La presa de Enciso ejemplifica la importancia que otorga el Gobierno de La Rioja a los recursos naturales y a la adecuada planificación para lograr un uso adecuado y sostenible con el fin de proteger y conservar el medio ambiente. La presa de Enciso contribuirá a facilitar más agua y de mejor calidad a los vecinos de esta zona.

El presupuesto de esta actuación asciende a 98,3 millones de euros. Hasta ahora, se han invertido 67,3 millones de euros. A esta cantidad se debe sumar 7,8 millones de euros adicionales para las medidas preventivas y correctoras del impacto ambiental, que se ejecutan en paralelo a la presa, y el acondicionamiento de los taludes de la carretera LR-115 y la estabilización de la ladera izquierda del embalse. El Ministerio contempla una partida de 29 millones de euros en 2016 con el fin de terminar la obra a finales de año.

En esta visita también han participado el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore; el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Raimundo Lafuente, entre otras autoridades.