26 de enero de 2011

El Director General de Cultura, Javier García Turza, inaugurará mañana, a las 20.00 horas en la antigua Capilla de la Beneficencia (C/. Marqués de Murrieta, 76), la exposición ‘Luis Burgos en capilla’ del pintor riojano Luis Burgos (Logroño, 1957), cuya obra se caracteriza por la presencia de figuras humanas de mirada enigmática y el uso de colores vivos. La exposición se podrá visitar hasta el 27 de febrero de martes a viernes, de 18 a 21 horas, y los sábados, domingos y festivos, de 12 a 14 y de 18 a 21 horas.

Luis Burgos, formado en la Escuela de Arte de Logroño bajo la tutela de Joaquín López Reina (1977-1979), se trasladó a Barcelona, donde recibió clases en el Círculo de Bellas Artes de Sant Lluis y en una academia privada (1979-1980). Posteriormente, entró en contacto con el pintor y restaurador Arnaldo Lodosa, con el que perfeccionó su técnica (1983-1984). Desde 1978, ha expuesto en Logroño, Madrid, Zaragoza, Barcelona, Bélgica, Londres y Nueva York, entre otras ciudades.

"La expresividad de sus obras", en opinión del profesor y galerista Enrique Martínez Glera, "se debe tanto al color como a las propias formas de los personajes. Los diferentes tonos van creando ambiente, atmósfera, con sus luces y sus sombras, con sus veladuras, realzando el sentimiento de las figuras. Papel esencial juegan las diferentes carnaciones. No obstante, son los ojos, como ventanas del alma, los que destacan sobre todo lo demás. El poder de la mirada hace palidecer hasta el más fuerte colorido".