27 de julio de 2011

El consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, ha presidido la reunión constitutiva del Consejo Riojano del Trabajo Autónomo el nuevo órgano de debate y coordinación de las políticas dirigidas a este colectivo y foro de participación y diálogo institucional entre las asociaciones de trabajadores autónomos, las organizaciones sindicales y empresariales y el Ejecutivo riojano. Este órgano canalizará el diálogo social en todas aquellas materias que incidan en la mejora profesional del trabajo autónomo.

Estará formado por 13 miembros, repartidos de la siguiente forma:
• Presidente: Javier Erro, consejero de Industria, Innovación y Empleo.
• 4 vocales en representación de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de La Rioja: Rosario Cuartero Lapeña, directora general de Trabajo y Salud Laboral; Javier Ureña, director gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja; Julio Herreros Martín, director general de Innovación, Industria y Comercio; y Luis García del Valle Manzano, gerente del Servicio Riojano de Empleo
• 4 vocales en representación de las asociaciones profesionales de trabajadores autónomos: José Ricardo Operé Castellano, de la Asociación Intersectorial de Profesionales Autónomos de La Rioja (CEAT-RIOJA); Fernando Melchor Chinchetru, de la Asociación por la Defensa de los Trabajadores Autónomos de La Rioja (ATA-RIOJA); Jesús Javier Marzo López, de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de La Rioja (UPTA-RIOJA); y Federico Soldevilla Agreda, de la Organización de Profesionales y Autónomos de la Comunidad Autónoma de La Rioja (OPA-RIOJA).
• 2 vocales en representación de las organizaciones empresariales más representativas: Jaime García Calzada y Pedro José Sáez Marcos, de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER).
• 2 vocales en representación de las organizaciones sindicales más representativas: Javier Granda Loza, de la Unión General de Trabajadores de La Rioja (UGT-RIOJA); y María Ángeles Alcalde Ibáñez, de Comisiones Obreras de La Rioja (CC.OO-Rioja).

Funciones
Entre sus funciones principales destaca la actuación como órgano de propuesta y asesoramiento en materia profesional del trabajo autónomo y el conocimiento de las propuestas de las disposiciones que incidan en el ámbito profesional del trabajo autónomo con carácter previo a su aprobación por el Gobierno de La Rioja. Asimismo, tiene la capacidad de emitir una opinión, con carácter facultativo, sobre el diseño de las políticas públicas de carácter previo a su aprobación por el Ejecutivo riojano y se encargará de elaborar propuestas e informes, incorporando la perspectiva de género y de las mujeres, en relación con las líneas de actuación en materia de trabajo autónomo.

Datos de autónomos en La Rioja
La Rioja cuenta con 26.026 trabajadores autónomos, lo que supone el 21,13% del total de los trabajadores afiliados en La Rioja. Este porcentaje nos sitúa 3,45 puntos por encima de la media nacional, con un 17,68% de autónomos sobre el total.

Los trabajadores autónomos riojanos son un colectivo muy variado formado por profesionales de ocupaciones muy diferentes:
- un 22,53% están ocupados en el comercio
- un 16,85% trabajan en actividades relacionadas con la agricultura,
- un 13,61% en la construcción de edificios y especializada,
- un 10,25 % en hostelería.

El 36,76% restante de los autónomos riojanos trabajan en actividades tan heterogéneas como la industria, actividades profesionales científicas y tecnológicas, actividades administrativas, servicios auxiliares, actividades inmobiliarias, actividades financieras y seguros, informática y comunicaciones, energía, educación….

Medidas de apoyo al autónomo
El Consejo riojano del trabajo autónomo se enmarca en el Plan del trabajador autónomo y micropymes del Gobierno de La Rioja, que incluye medidas de ayuda y asesoramiento en todas las fases de desarrollo de una empresa. Ayudas que van desde la conversión de un desempleado en trabajador autónomo hasta la contratación del primer trabajador por cuenta ajena o planes para mejorar la competitividad. Así, podemos destacar, las subvenciones a fondo perdido para inversiones en activos fijos, con una inversión mínima de 30.000 euros (frente a los 60.000 euros que se exigen con carácter general). En cuanto a las subvenciones financieras, la rebaja de la inversión mínima exigida es de 60.000 a 15.000 euros.

Del mismo modo, los autónomos y microempresas de hasta cinco trabajadores pueden solicitar subvenciones para la adquisición de vehículos afectos a la actividad empresarial en el caso de la línea de comercio de la ADER y optar a las subvenciones que contempla la línea de adquisición de activos (sector industria, comercio mayorista y de servicios), en caso de que desarrollen actividades industriales, extractivas y/o transformadoras y de servicios; y comercio mayorista y minorista.

En cuanto a las medidas en materia de información y asesoramiento, este colectivo cuenta con un servicio de información sobre ayudas, un servicio de información sobre marcas, nombres comerciales y otros títulos de propiedad industrial. Cabe recordar además, que desde finales de 2010, la ADER, a través del Punto PAIT (Punto de Asesoramiento e Inicio de la Tramitación) ofrece a los autónomos la posibilidad de tramitar de manera integral, guiada y gratuita la puesta en marcha de una empresa en las oficinas de la ADER.

Por otra parte, el Gobierno de La Rioja con el objetivo de mejorar la competitividad de las empresas riojanas, subvenciona el 50% (con un máximo de 1.000 euros de subvención) de la realización de un diagnóstico individual de la gestión de la empresa realizada por una asesoría o consultora ajena a la empresa. Este diagnóstico incluye pautas de corrección en los aspectos que contengan deficiencias: administración, RRHH, financiación, comercialización o producción.

Otras actuaciones subvencionables son formación sobre gestión y TIC recibida durante la puesta en marcha de la empresa; participación en políticas activas del SRE; asistencia técnica para estudios de viabilidad, organización, comercialización; inversiones en activos fijos para la constitución como autónomos con ayudas a fondo perdido o con ayudas financieras.

En cuanto a las ayudas financieras, destaca la subvención de 4.500 euros por la contratación con carácter indefinido del primer trabajador por parte del emprendedor. Además, se sufragan los costes de la Seguridad Social a preceptores de la capitalización del desempleo, con el abono del 50% de la cuota al régimen correspondiente a la Seguridad Social como autónomos, sobre la base mínima de cotización, o al 100% de la aportación del trabajador en las cotizaciones al correspondiente régimen de la Seguridad Social, durante el tiempo que hubiera percibidito la prestación por desempleo de no haberse percibido en su modalidad de pago único.

En materia de salud laboral, y dentro de la Estrategia riojana para la seguridad y salud en el trabajo 2008-2012, los autónomos cuentan con un programa de asesoramiento en materia de prevención de riesgos laborales sobre la apertura de un nuevo centro de trabajo por trabajadores autónomos así como con un servicio de información y asesoramiento a trabajadores autónomos sobre la adecuada vigilancia de la salud de sus trabajadores.