11 de febrero de 2008

La Consejería de Industria, Innovación y Empleo, a través del Irsal, ha editado un manual informativo para evitar los accidentes de trabajo en la hostelería que se distribuirá entre los trabajadores del sector mediante unas Jornadas informativas. El objetivo es prevenir los siniestros laborales que se producen en este sector que en La Rioja ocupa a 8.400 trabajadores, de los cuales 2.600 son autónomos.

Este sector está configurado por pequeñas y medianas empresas. Así, de las 1.200 empresas existentes en esta Comunidad pertenecientes a este sector, un 83% tienen menos de 5 trabajadores y un 93 % tiene menos de 10 trabajadores.

Este manual ofrece los contenidos básicos que deben conocer tanto los trabajadores como los empresarios de este sector para evitar que se produzcan accidentes. La información se ha distribuido según los riesgos más frecuentes del sector: caídas a distinto nivel, cortes y punzamientos, quemaduras, contactos eléctricos, riesgos de incendios, riesgos higiénicos, riesgos psicosociales y riesgos ergonómicos, que actualmente suponen el 31,8% del total de los accidentes registrados en este sector en 2007.

Además, en la Jornada se incidirá en la importancia de la prevención tanto para el empresario como para el trabajador, haciendo hincapié en que la falta de prevención en el ámbito laboral puede dar origen a:
-Incidente: es el suceso que no ha producido pérdidas pero que, bajo circunstancias diferentes, podría haber dado lugar a un accidente.
-Accidentes de trabajo: se definen como la lesión corporal que el trabajador sufre con ocasión o por consecuencia del trabajo que realice por cuenta ajena.
-Enfermedad profesional: es aquella enfermedad contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena, en las actividades que se especifiquen en el cuadro de enfermedades (…) y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen.

La siniestralidad del sector de Hostelería alcanza el 4,4% del total de los Accidentes de Trabajo de La Rioja en el año 2007 (304 accidentes), destacando que el 74,4% de los accidentes fueron de mujeres y el 25,6% fueron de hombres.

Con estas actuaciones formativas y divulgativas de la prevención laboral el IRSAL pretende reducir la siniestralidad laboral en la hostelería y apoyar a este sector integrado fundamentalmente por pequeñas y microempresas en la aplicación de la legislación vigente, ya que es necesario tener en cuenta las necesidades específicas de las PYME en particular, en lo que respecta al cumplimiento de la normativa de seguridad y salud laboral, así como la evaluación de riesgos, la planificación preventiva, la investigación de accidentes, la formación de las empresas y de los trabajadores, que pueden resultar muy complejas para aquellas unidades empresariales que no tienen gran estructura.