9 de diciembre de 2009

El Instituto Riojano de la Juventud y la Cocina Económica emprenden la campaña de recogida de juguetes ‘Jugar es sonreír’El Instituto Riojano de la Juventud (IRJ) y la Cocina Económica han puesto hoy en marcha la campaña de recogida de juguetes ‘Jugar es sonreír’, que consiste en la recogida de juegos para niños cuyos familiares carecen de recursos económicos. Para ello, el IRJ, ubicado en pleno centro de Logroño (C/ Muro de la Mata, 8), queda habilitado como punto receptor de juguetes. Por este motivo, cualquier persona que desee colaborar con esta campaña depositando juguetes puede acercarse a las dependencias del IRJ en el siguiente horario: de lunes a viernes, de 9 a 14 horas y de 17 a 20 horas y los sábados, de 9 a 13 horas.

El Instituto Riojano de la Juventud y la Cocina Económica, conscientes de la precaria situación que atraviesan numerosas riojanas ante la grave situación de crisis económica, han decidido emprender esta campaña con el objetivo principal de que ningún niño se quede sin recibir un juguete estas próximas fiestas de Navidad.

La Cocina Económica de Logroño fue fundada el 26 de septiembre de 1894 por la falta de trabajo y las muchas carencias que sufría gran parte de la población y con el propósito de que no faltara alimento a ningún logroñés, pero que tampoco lo recibiera como limosna. Por este motivo, los usuarios tenían que aportar una cantidad simbólica por la comida. Desde su fundación, las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul prestan servicio en la Cocina Económica; primero, dependiendo de la Comunidad del Hospital Provincial y, a partir de 1947, como casa canónicamente constituida e integrada por cuatro Hermanas.

La Cocina Económica, declarada ‘Asociación de Utilidad Pública’ el 8 de marzo de 1999, tiene su sede social desde 1914 en un edificio de la calle Rodríguez Paterna, en el que se han realizado reformas y ampliaciones en función de las necesidades. En la actualidad cuenta con un Centro de Día en el que se desarrolla el Programa de Inserción y Atención a Crónicos Sin Hogar; un piso para personas terminales de cáncer sin recursos y sin hogar, un Centro de Alojamiento Nocturno de ‘Baja Exigencia’, pisos de Alojamiento Alternativo para unas veinte familias, parejas o madres solteras, la guardería ’Entre Puentes’ y Escuela de Padres (para trabajar con padres con problemas). El Gobierno de La Rioja, en atención a su desinteresada labor, le entregó la Medalla de La Rioja el pasado 9 de junio.