8 de septiembre de 2016

Convenios CCTTEl consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Iñigo Nagore, y los presidentes de la Asociación para la Investigación, Desarrollo e Innovación del Sector Agroalimentario (AIDISA), Miguel Ángel Villoslada, y de la Asociación Profesional de Cultivadores de Champiñón (ASOCHAMP), José Antonio Jiménez, han firmado hoy sendos convenios de colaboración a través de los cuales el Gobierno de La Rioja respaldará con 480.000 euros la actividad innovadora que desarrollen los centros tecnológicos que gestionan durante este año.

La renovación de estos acuerdos demuestra que "creemos que estos centros deben ser un socio de referencia para el sector agrario, impulsando la investigación, el desarrollo tecnológico y su transferencia al propio sector", ha destacado Nagore, para quien se han convertido en "aliados estratégicos" que mejoran la competitividad de nuestras empresas.

Iñigo Nagore ha recordado también que el Consejo Riojano de Investigación y Desarrollo Tecnológico e Innovación incorporó a estos centros como miembros de pleno derecho, "lo que implica la participación activa del sector agroalimentario en el proceso de definición del futuro Plan Riojano de I+D+i 2017-2020".

En virtud de los acuerdos, AIDISA recibirá 320.000 euros para el sostenimiento del Centro de la Industria Cárnica (CTIC) en Alesón, y el Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria (CITA) en Calahorra; mientras que ASOCHAMP dispondrá de 160.000 euros para su plan de actividad en el Centro de lnvestigación del Champiñón (CTIC).

En estos momentos, la Consejería de Agricultura y los centros están trabajando para aumentar recursos y capacidades a través de la incorporación nuevo equipamiento tecnológico que permita poder aportar valor a las empresas del sector agroalimentario, así como un plan de reordenación de recursos y coordinación de actividades de I+D+i para implantar un modelo de gestión más eficiente con los recursos disponibles, y generando valor y transferencia de conocimiento al sector agroalimentario riojano.

Centro Tecnológico del Champiñón

Durante sus 10 años de andadura, el CTICH ha ido ampliando sus instalaciones permitiendo la mejora de los servicios a plantas de compost y cultivadores y también incrementando las acciones formativas y de divulgación del champiñón.

Las líneas de investigación del centro se centran en dos grandes áreas. Por un lado, la producción de sustratos y hongos, que comprende todos los aspectos relacionados directamente con el cultivo tanto de champiñón como de otras setas, pero también la gestión y tratamiento del residuo generado en el cultivo (SPCH), y el estudio de plagas y enfermedades. Y por otro, el área de nutrición y salud.

Precisamente, el CTICH publicó en 2015 un nuevo informe sobre las propiedades nutricionales y saludables del champiñón y las setas en el que se concluye que son el alimento idóneo para incluirse en la dieta habitual porque potencian un mejor estado de salud e intervienen en la prevención de enfermedades. Además, ha sido patrocinador en varios congresos y jornadas sobre nutrición.

En la actualidad, el Centro de Investigación del Champiñón está implicado en seise proyectos de I+D+i y mantiene su actividad de recogida y análisis de muestras en el laboratorio. También pone a la disposición de sus cultivadores y técnicos de compostaje su experiencia y conocimiento en distintos campos relacionados con el sector como en sistemas de trazabilidad, utilización de fitosanitarios, producción integrada y ecológica o sistemas de análisis de puntos críticos.

Respecto a la actividad formativa, el centro tecnológico desarrolla planes anuales de formación compuestos por jornadas técnicas y cursos de formación relacionados con el cultivo de champiñón, técnicas de compostaje, calidad post-cosecha, cuestiones medioambientales, herramientas de gestión, el uso de herramientas informáticas, la gestión empresarial o la manipulación de alimentos.

Con el fin de dar una mayor difusión y mejorar la comunicación entre todos los sectores involucrados, ASOCHAMP y el CTICH han intensificado su presencia en las redes sociales, que facilitan también la relación con consumidores reales y potenciales.

Industria Cárnica e Innovación y Tecnología Alimentaria

AIDISA gestiona los Centros Tecnológicos Alimentarios CTIC-CITA, dedicados a los productos cárnicos y hortofrutícolas, que cuentan con instalaciones y personal técnico para el desarrollo de nuevos productos y la simulación de procesos industriales, el análisis de muestras y la formación, entre otros servicios. Esta unión ha permitido poner a disposición del sector alimentario y sus socios (71 empresas) un equipo multidisciplinar y cualificado, así como las infraestructuras necesarias para responder a las necesidades de innovación del sector alimentario.

El año pasado, CTIC-CITA participó en un total de 32 proyectos de investigación europeos (9), nacionales (15) y regionales (18). En este año, por cada euro que el Gobierno de La Rioja invirtió en CTIC-CITA, la industria alimentaria movilizó 62 euros. Esto supone que los 218 participantes empresariales y entidades que han colaborado con nosotros, 60 de ellos riojanos, han generado inversiones y actividad por valor de 46,8 millones de euros. Además, se ha contribuido de forma conjunta, a la creación de 98 puestos de trabajo.

Por otro lado, en lo que llevamos de año ya han sido incorporados nuevos proyectos a la cartera que suman una inversión de 13 millones de euros, y permitirán la creación de 26 nuevos empleos.

Los retos de investigación que se desarrollan se centran en el consumidor y nuevas ideas de producto, nuevos alimentos saludables y naturales, la mejora de la calidad y la conservación de los alimentos, y la reducción de costes y la sostenibilidad.

Así, algunos de los principales proyectos realizados han aportado importantes avances a la mejora de productos como el proyecto Ultratender para la obtención de carne más blanda mediante ultrasonidos, el sistema de envasado inteligente Toxdtect para la obtención de carne más blanda mediante ultrasonidos, o de su conservación, el proyecto Provalue centrado en la puesta en valor de subproductos agroalimentarios, el ‘KATANA’ para incorporar las tecnologías TIC al sector agroalimentario,o ‘ChefIdeas’ que ha trabajado en la presentación de nuevos productos de V Gama.

Otras actividades que desarrollan los centros para sus socios son formación adaptada, cursos de higiene alimentaria, cursos de manipulador de alimentos y cursos de formación para empresas; además de la organización y participación en jornadas técnicas y foros especializados.