16 de noviembre de 2010

El Gobierno de La Rioja quiere dejar claro que la estimación del recurso de alzada contra la aprobación del Plan General de Casalarreina se ha basado en el informe de la Secretaría del Ayuntamiento de la localidad y obedece a motivos estrictamente técnicos y jurídicos, ya que el expediente no estaba completo cuando el pleno municipal aprobó provisionalmente la normativa urbanística porque no constaba el texto íntegro de las alegaciones presentadas. Este aspecto se ha detectado tras el informe remitido por la Secretaría del Ayuntamiento de la localidad con motivo del recurso presentado contra la aprobación definitiva.

Del informe de la Secretaría del Ayuntamiento de Casalarreina se deduce que el Plan General de Casalarreina aprobado provisionalmente el 24 de julio de 2008 por el pleno municipal no pudo ser examinado por los miembros de la Corporación al no existir documentación que recogiera el resultado de las alegaciones estimadas.

Además, la introducción de modificaciones sustanciales en el Plan General, como las cuatro nuevas áreas de suelo urbanizable no delimitado de 255.300 metros cuadrados de superficie y la supresión de 44.000 metros cuadrados de suelo urbano destinado a zona verde, requieren una nueva exposición pública del Plan General tal y como establece la Ley de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja.

La admisión del recurso de alzada contra la aprobación del Plan General de Casalarreina es un supuesto habitual en el ámbito administrativo que responde a motivos exclusivamente técnicos y jurídicos y a la obligación de la administración de velar por el interés general. De hecho, es muy frecuente que contra cualquier aprobación definitiva de planes generales se presenten recursos de alzada.

El recurso de alzada consiste en la posibilidad de que un órgano de la administración revise un acto dictado por otro órgano jerárquicamente inferior, evitando así el inicio de un procedimiento judicial. En el campo urbanístico, cualquier persona física o jurídica está legitimada para interponer recurso de alzada, sin que sea necesario que sus intereses personales se vean directamente afectados. De hecho existen dos recursos de particulares contra la aprobación del Plan General de Casalarreina que están todavía sin resolver.