3 de marzo de 2011

La incorporación de la nanotecnología y las nuevas tecnologías de la información y la Comunicación (TIC) al sector calzado, la formación y la internacionalización serán las principales líneas de actuación del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR) para este año 2011, según han explicado esta mañana el Consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, y el Gerente del CTCR, Javier Oñate.

Además de estas líneas de actuación, el Centro Tecnológico del Calzado continuará con su labor de dinamización de proyectos de I+D+i nacionales e internacionales, fomentará la transferencia tecnológica para aumentar el nivel tecnológico de las empresas y colaborará con agentes del sector, organismos regionales, estatales e internacionales y otros centros tecnológicos. Durante los cuatro años de funcionamiento del CTCR, su actividad ha pasado de dar servicio y cobertura al 30% de las empresas del sector del calzado riojano a alcanzar en la actualidad al 97%.

También ofrecerá a las empresas del calzado los siguientes servicios: un servicio de asesoramiento en materia de propiedad industrial y un servicio de vigilancia tecnológica, ambos en colaboración con la Dirección General para la Innovación, un servicio de consultoría en moda denominado Trendhelp, en colaboración con la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), así como jornadas para difundir las nuevas tendencias de moda o las visitas a ferias del sector.

Estas acciones tienen como objetivo el crecimiento y mejora del tejido empresarial del calzado riojano, uno de los sectores económicos con más peso en La Rioja ya que engloba a más de 200 empresas que emplean a cerca de 3.000 trabajadores y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. De hecho en 2010, las exportaciones riojanas del calzado han aumentado un 14% con respecto al mismo periodo de 2009, alcanzando unas ventas de 169,4 millones de euros y una tasa de cobertura de 257,6%.

Principales líneas de actuación para 2011
Con el objetivo de incrementar la competitividad de las empresas del sector calzado, a través de la generación de valor añadido que le diferencie de la competencia, el Centro Tecnológico del Calzado trabajará en las siguientes líneas de actuación:

- Nanotecnología: la incorporación de esta nueva tecnología emergente al sector del calzado y conexo supone la apuesta de futuro del CTCR. El objetivo es que las empresas mejoren las propiedades funcionales de los materiales existentes y creen nuevos materiales funcionalmente más avanzados.

- Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs): el CTCR buscará la diferenciación de las empresas a través de la incorporación de estas nuevas tecnologías tanto a los procesos (para mejorar la eficiencia y eficacia de los procesos productivos); como a los productos (por ejemplo a través de la utilización del modelado 3D donde se consigue que la empresa muestre al usuario final sus productos en 3 dimensiones. Este modelado también facilita la venta del producto a través de internet).

- Internacionalización enfocada en dos aspectos: internacionalización de la tecnología a través de la colaboración entre el CTCR con empresas, universidades, centros tecnológicos de Centro Europa, China y Sudamérica; e internacionalización de las empresas mediante la elaboración de planes concretos en los que se priorizarán y seleccionarán países para diseñar planes exportación.

- Formación: el CTCR trabajará en la elaboración de planes específicos y concretos fundamentalmente dirigidos a mercados exteriores, marketing o mejoras productivas. Entre la formación que se impartirá destaca la formación diseñada a medida de las empresas, la formación continua o las jornadas informativas.

- Ecología: otra de las líneas en las que trabajará el centro es la búsqueda de la diferenciación de las empresas a través de la mejora de la sostenibilidad aplicada a tanto a procesos (para conseguir mejorar cualitativa y cuantitativamente los procesos en el aspecto medioambiental); como a los productos (fabricar un producto medioambientalmente perfecto producido con materiales totalmente ecológicos y biodegradables; así como mejorar, a través del ecodiseño, los productos existentes consiguiendo una diferencia competitiva basada en el respeto medioambiental).

Evolución Centro Tecnológico del Calzado (2007-2011)
El Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja es un centro dedicado a proporcionar soluciones tecnológicas a las demandas empresariales, de instituciones públicas o privadas, universidades y otros centros tecnológicos, adaptándose y evolucionando ante los constantes cambios del mercado, y apostando firmemente por fomentar la I+D+i como proceso de crecimiento sostenible y de refuerzo de la competitividad de las empresas.

Durante los cuatro años de funcionamiento del CTCR, su actividad ha pasado de dar servicio y cobertura al 30% de las empresas del sector del calzado riojano a alcanzar en la actualidad al 97%.

Gracias a la labor del Centro, el sector del calzado ha experimentado un cambio tecnológico. Los servicios del CTCR han evolucionado hacia la especialización en tecnologías de la información, el diseño y prototipado, la calidad, el medio ambiente o las tecnologías emergentes, principalmente la nanotecnología. Así, mientras en sus inicios ofrecía servicios clásicos como corte automático, digitalización de hormas o prototipazo, hoy lo que ofrece a las empresas es modelado en 3D, diseño de calzado a medida, rediseño de producto orientado a la mejora ecológica o formación muy especializada.

También la actividad en materia de I+D+i ha evolucionado positivamente. En este sentido, el CTCR se inició con dos proyectos, que conllevaban un presupuesto de 263.000 euros y que daban cobertura a 10 empresas. En la actualidad, estas cifras rondan los 13,3 millones de euros y cuentan con la participación de más 80 empresas. El número de proyectos incluyendo regionales, nacionales e internacionales sobrepasa los 25.

Por otra parte, el CTCR ha impartido cerca de 1.000 horas de formación continua, a través de más de 20 cursos, que han formado a más de 470 personas. También han organizado cerca de 30 jornadas formativas, a las que han asistido de 455 personas, y ha gestionado la formación a medida a más de 45 empresas y 290 operarios en más de 46 cursos.