29 de julio de 2010

El Hospital San Pedro está participando en un proyecto europeo de Control Inteligente de la Eficiencia Energética en Hospitales, cuyo objetivo es reducir el consumo de energía consumida mediante la implantación de sistemas inteligentes (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en el centro hospitalario y su entorno, mejorando también el nivel de confort del usuario.

El proyecto, que tiene un plazo de ejecución de marzo de 2009 hasta marzo de 2012, cuenta con un presupuesto global de 4,34 millones de euros, financiados al 50% por la Comisión Europea. En cuanto a las empresas que desarrollarán las soluciones, se encuentran empresas tan importantes como Philips Ibérica (que desarrolla las soluciones para el control de la iluminación, Acciona (que desarrolla infraestructuras para la instalación y monitorización de los proyectos piloto) y Tecnalia-Labein (para el uso racional y eficiente de la energía).
En este innovador programa participan tres hospitales europeos, que son: El Hospital de Groningen (Holanda), el Hospital Seinajoki Central Hospital (Finlandia) y el Hospital San Redro, que hasta la fecha ha recibido 25.040 euros para el desarrollo de estas nuevas aplicaciones.
El proyecto se centra en las áreas de iluminación, calefacción, ventilación y aire acondicionado, que representan más del 80% del consumo energético total. Para ello, se están identificando las necesidades del hospital con respecto al edificio, sus alrededores y usos, para producir las soluciones energéticas más eficientes, ofreciendo una solución integral que garantice la eficiencia en el consumo energético y asegurando en todo momento la comodidad de los pacientes y profesionales.
Un hospital totalmente monitorizado
El Hospital San Pedro y el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) se encuentran totalmente monitorizados por un SCADA (Sistema de Supervisión, Control y Adquisición de Datos) de la marca SAUTER. La Consejería de Salud trabaja actualmente para sacar más rendimiento a dicho sistema, mediante el control de determinadas instalaciones, con el objetivo de obtener una mayor eficiencia energética y la disminución del vertido de gases contaminantes a la atmósfera.
Este programa se enmarca dentro del Plan de Eficiencia Energética del Hospital San Pedro y el CIBIR, que se centra en el aprovechamiento de determinados recursos como la electricidad y el gas, de forma que ambos centros cumplan con los compromisos adquiridos en el Protocolo de Kyoto, según el cual, la Unión Europea, se compromete a reducir entre 2008 y 2012 un 8% de las emisiones de CO2 , respecto al nivel existente en 1990.
Medidas del Plan de Eficiencia Energética
Para ello, Salud ya está llevando a cabo algunas medidas como:
• En cuanto a la iluminación:
-Cambio progresivo de las lámparas fluorescentes por lámparas LED, un producto mucho más respetuoso con el medio ambiente.
-Control de encendido/apagado mediante el SCADA (se establecen zonas donde se regulará el tiempo en el que haya iluminación natural y artificial).
-Colocación en los baños de detectores de presencia, que permitirán tener la luz encendida mientras haya alguien en el interior, apagándose a su salida.
-Control de la iluminación en los ascensores, apagando las luces cuando estén parados y sin gente dentro.
-Respecto a la iluminación exterior del complejo hospitalario, se están optimizando los grupos de transformadores, ajustándolos a la demanda energética del Hospital San Pedro y el CIBIR, y se van a incorporar variadores de flujo lumínico, para que en las horas en las que tienen que estar encendidas las lámparas del exterior se regule la iluminación en función de la luz ambiental que exista.
• Respecto a la climatización: Se regularán las horas de funcionamiento del anillo de frío que circunda al Hospital San Pedro, abasteciendo de agua fría para la climatización y refrigeración, fundamentalmente.
• Placas Solares: Salud va a poner en marcha tres conjuntos de paneles solares térmicos en la planta de hospitalización, de forma que se aprovechará la energía en forma de calor que emite el sol para calentar el agua caliente sanitaria.
• Secuenciación de las calderas: Se están regulando las calderas del hospital destinadas a abastecer de agua caliente sanitaria y para la climatización, de forma que se ajusten exactamente a la demanda del hospital, lo que supondrá un ahorro en el consumo de gas.
• Finalmente, Salud promoverá la sensibilización de los usuarios del Hospital San Pedro y el CIBIR mediante cartelería que fomente el cuidado del medio ambiente, el apagado de luces antes de salir, el correcto uso del agua y otras medidas que se deben tener en cuenta.
Todas estas actuaciones van a suponer una reducción en la emisión a la atmósfera de CO2 de 230.000 kg. y, por otro lado, una contención del gasto, anual, de 149.000 euros, lo que redundará en la mejora de la prestación de servicios en ambos centros.