27 de mayo de 2011

El Consejero de Salud, José Ignacio Nieto, ha participado hoy en la reunión que el comité de evaluación del proyecto europeo ‘Hospilot’ ha realizado en el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR). Esta reunión ha tenido por objeto revisar y evaluar los avances y el nivel de implantación del proyecto ‘Hospilot’, destinado al Control Inteligente de la Eficiencia Energética en hospitales, en el que participan, además del Hospital San Pedro como único representante español, otros dos centros sanitarios europeos.

El objetivo de este programa piloto es reducir el consumo de energía a través de sistemas inteligentes y entronca directamente con el Plan de Eficiencia Energética, que el Sistema Público de Salud de Salud de La Rioja culminará a lo largo de la presente Legislatura y que pretende reducir, al menos en un 25%, el consumo energético en electricidad, un 15% en el consumo de gas y un 10% en el consumo de agua. El ahorro estimado, una vez que el Plan esté plenamente en marcha, permitirá una contención anual estimada de más de un millón de euros anuales.

A lo largo de la jornada de hoy, los 20 evaluadores europeos reunidos en el CIBIR han inspeccionado el nivel de implantación del proyecto ‘Hospilot’, así como el impacto del empleo de las nuevas tecnologías en el control de la eficiencia energética, tanto en la iluminación, como la climatización.

4,34 millones de euros en dos años
El proyecto, que se inició en 2010 y concluirá en marzo de 2012, cuenta con un presupuesto de 4,34 millones de euros, financiados al 50% por la Comisión Europea. En el proyecto ‘Hospilot’, además del Hospital San Pedro, participan los hospitales de Groningen (Holanda) y el Seinajoki Central Hospital (Finlandia). Además, también existe una importante participación de la empresa privada, a través de entidades como Philips Ibérica (empresa coordinadora del proyecto, y desarrolladora de las soluciones para el control de la iluminación), Acciona (que despliega las infraestructuras para la instalación y monitorización del proyecto) y Tecnalia-Labein (que se encarga del uso racional y eficiente de la energía). Hasta el momento, el Hospital San Pedro ha recibido 25.040 euros para el desarrollo de nuevas aplicaciones.

El proyecto ‘Hospilot’ se centra en áreas de iluminación, calefacción, ventilación y aire acondicionado, que representan más del 80% del consumo eléctrico total. Actualmente, el Hospital San Pedro está en la fase de implantación de dispositivos, monitorización y recogida de datos. Una vez completada esta etapa, se analizarán los resultadas para evaluar el impacto en términos de ahorro energético, que puede rondar entre un 20% o un 25% del gasto total.

A principios de este año, se instalaron en el área de consultas externas los primeros dispositivos de control e iluminación y unas luminarias de bajo consumo con sensores que regulan la intensidad de la iluminación y que registran los datos de consumo en un tiempo determinado. Esto permite comparar y deducir el ahorro que se puede lograr con la implantación de esta nueva tecnología en relación al sistema tradicional.

Igualmente, en los primeros meses de este año se ha iniciado ya la instalación de dispositivos de control lumínico en pasillos y habitaciones de la tercera planta del hospital y en varios despachos.

Plan de Eficiencia Energética
De forma paralela a la implantación de este programa piloto, el Hospital San Pedro está desarrollando su propio Plan de Eficiencia Energética a través del cual se pretende evitar el consumo innecesario de energía. Según datos del propio Sistema Público de Salud de La Rioja, el Plan de Eficiencia Energética tiene una importante vertiente medioambiental, pues la aplicación de todas las actuaciones previstas, que estarán a pleno funcionamiento en los próximos cuatro años, permitirán una reducción en la emisión a la atmósfera 230.000 kg. de CO2 y también económica, tal y como se ha indicado.

Entre las medidas previstas en el Plan de Eficiencia Energética se encuentran las siguientes:

-Controles de horarios automáticos de la iluminación y la climatización.
-Parada de bombas de envío de agua fría y caliente de circuitos primarios a elementos terminales en temporada de invierno y de verano, respectivamente.
-Secuenciación de las calderas: se están regulando las calderas del hospital destinadas a abastecer de agua caliente sanitaria y climatización, de forma que se ajusten exactamente a la demanda del hospital, lo que supondrá un ahorro en el consumo de gas.
-Placas solares: El Hospital cuenta con dos conjuntos de paneles solares térmicos destinados a calentar el agua sanitaria.
-Automatización del control de purgas en las torres de refrigeración para contener el consumo de agua.
-Parada de transformadores de potencia cuando la demanda energética lo requiere.