16 de noviembre de 2011

El consejero con el director médico de la TSF de Barcelona

La Rioja y el Hospital San Pedro se han convertido hoy en la primera Comunidad y el primer centro hospitalario en unirse a la Red Nacional de Tejidos Pediátricos, constituida el pasado día 9 por cuatro centros catalanes, el Hospital Clinic, la Transplant Services Goundation (TSF), el Hospital San Juan de Dios y la Organización Catalana de Transplantes. El consejero de Salud y Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Nieto, el director médico de la TSF de Barcelona, Esteve Trías i Adroher, y el coordinador de transplantes del Hospital San Pedro de La Rioja, Fernando Martínez-Soba, han firmado hoy adhesión de la comunidad en esta nuevo organismo, orientado a la mejora en la calidad y cantidad en la donación de tejido pediátrico.

Su fundación se realizó en el marco del Congreso Mundial de Bancos de Tejidos y además de contar con la participación de los cuatro centros catalanes mencionados, tiene con el soporte técnico, científico y docente de la Organización Nacional de Trasplantes y su red de coordinadores.

Se han definido tres niveles en esta red recientemente constituida: el superior, compuesto por las coordinaciones autonómicas; un segundo nivel, por los bancos de tejidos; y un tercero integrado por los hospitales generadores y trasplantadores de tejidos. El Hospital San Pedro participa en este tercer nivel, al tiempo que la Consejería de Salud y Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja se adhiere como Coordinación autonómica en el primer nivel. La Rioja participa en el Consejo de Dirección de la Red y en la asamblea general como Coordinación autonómica y hospitalaria.

El propósito de los bancos de tejidos integrantes en la red es el de proveer de tejidos pediátricos de la más alta calidad y seguridad a todos los centros que cuenten con pacientes pediátricos y que requieran de ellos, sin distinciones. Así, los bancos miembros del proyecto pondrán a disposición los tejidos pediátricos a través de una aplicación web y otras herramientas de comunicación, a las que tendrán acceso tanto los bancos como los hospitales pediátricos miembros de la plataforma. La Web hará posible el seguimiento y control detallado sobre la disponibilidad de tejidos en España.

Incremento de trasplantes pediátricos

El número de trasplantes pediátricos ha crecido considerablemente en los últimos 20 años. Un mejor conocimiento de la inmunología que causa el daño del injerto, y un mejor manejo clínico, unido a la disponibilidad de nuevos métodos de diagnóstico precoz de las complicaciones, ha hecho del trasplante un tratamiento con resultados más que óptimos. El trasplante pediátrico de órganos sólidos hace tiempo que dejó de ser una quimera para pasar a ser un tratamiento con resultados bien contrastados.

En el campo de la utilización de tejidos en pediatría, la evolución ha sido también importante. En muchos casos, el uso de un determinado tejido tratado de una determinada forma puede condicionar la vida del niño y constituir un determinante fundamental para su proceso curativo.Una reparación de una cardiopatía congénita puede requerir de un determinado segmento de salida o válvula cardiaca muy específico y la posibilidad de utilizarlo o no, ser tan determinante como un trasplante cardiaco completo. Igualmente ocurre en el caso de las córneas o de disponer de piel suficientemente fina o de tiras suficientemente largas, y de la posibilidad de contar con un determinado hueso estructural para la sustitución de un fragmento óseo con un tumor maligno en un paciente pediátrico.

En general, la demanda de tejido pediátrico supera la capacidad de distribución que existe en la actualidad; en algunos casos se pueden remodelar piezas anatómicas de adultos para ser utilizadas en pediatría, éste no es el procedimiento que debiera considerarse de elección.

En el caso de tejido cardiovascular se puede hacer frente al 85% de las solicitudes de pacientes adultos pero, en el caso de pacientes pediátricos, no alcanza al 15% de la necesidad. En al caso de fragmentos óseos la diferencia es muy grande y en la mayor parte de los casos se ha de recurrir a remodelar hueso estructural de diferente tamaño. En cuanto al trasplante de tejido ocular, en la mayoría de casos se utilizan tejidos de adulto para niños, aún no siendo la opción ideal. Muchas de las indicaciones de implante de tejido pediátrico son urgentes o semi urgentes por lo que es muy difícil demorar el procedimiento quirúrgico.