29 de octubre de 2007

La Consejería de Hacienda dispondrá en 2008 de 55,68 millones de euros, un 4,29% del presupuesto global, según se establece en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Hacienda incidirá en la transparencia y eficacia de la Administración autonómica e impulsará el departamento de Estadística, además de contemplar nuevas ventajas fiscales para los riojanos en el ámbito de sus competencias.

La Consejería de Hacienda refuerza este ejercicio su condición de Consejería horizontal ya que desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la política inversora y de prestación de servicios del Gobierno regional en las áreas básicas. Su actividad se caracterizará por tres principios:

" Transparencia en la gestión pública.

" Eficacia en la gestión del patrimonio riojano.

" Planificación de las políticas públicas a partir de la información estadística.

Las principales actuaciones promovidas desde la Secretaría General Técnica son:

- Formalización de convenios con Colegios Profesionales para estudios y trabajos técnicos vinculados al parque edificado de la Comunidad Autónoma: información actualizada, evolución de la conservación, sistemas de seguridad, adecuación a la normativa vigente...

- Reforma de un inmueble en la calle Portales, que servirá de sede de los servicios centrales de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo.

- Nueva fase del proyecto de urbanización de los terrenos adyacentes al recinto ferial de Albelda de Iregua donde se ubicarán el Archivo General y el Centro de Salud Mental Reina Sofía.

- Contratación de asistencias externas especializadas para mejorar la calidad de la redacción de determinados proyectos que así lo requieran.

El departamento de Intervención Delegada seguirá potenciando la descentralización del control fiscalizador a través de las Intervenciones Delegadas.

La Dirección General de Planificación y Presupuestos contará con una dotación global de 1,63 millones de euros, un 25,38% más que en 2007. Este incremento viene determinado, entre otros factores, por el impulso dado al área estadística.

Entre las áreas que forman esta Dirección General, la de Política Financiera y Tesorería realizará este ejercicio la adaptación a la nueva realidad de la Comunidad Autónoma, mejorará el funcionamiento del marco de Mediación de Seguros y Reaseguros privados y optimizará la cartera de deuda. Durante este ejercicio se continuará la apuesta por la banca electrónica y se aprovecharán las innovaciones tecnológicas para ganar en eficiencia, además de favorecer la participación público-privada en inversiones y prestaciones de servicios.

Este año, además, se espera una revisión del sistema de financiación de las Comunidades Autónomas en la que el Gobierno de La Rioja confía en que se incluya la asunción de responsabilidades en materia de Dependencia.

Una novedad para este año es que el Instituto de Estadística de La Rioja adquiere rango de Subdirección General y está previsto que entre en vigor en 2008 el primer Plan de Estadística de La Rioja. Una única base de datos integrará todos los datos estadísticos de interés regional.

Finalmente, el presupuesto correspondiente a la Dirección General de Tributos se incrementa un 44,17% para, entre otras mejoras, abordar otra de las fases de implantación de la administración electrónica, en concreto el programa ORIA-integral.

En este sentido, en 2008 se firmará un nuevo convenio adaptado a los nuevos procedimientos tributarios y a la evolución hacia la administración electrónica tributaria que recoja los estándares de calidad y excelencia en el servicio al contribuyente.

Rebajas fiscales

También se contemplan rebajas fiscales para 2008 en la línea emprendida en los últimos años. La rebaja de un punto en la escala autonómica del IRPF podrán apreciarla los ciudadanos cuando hagan la declaración correspondiente al ejercicio 2008 y no en las retenciones en sus nóminas mensuales por decisión de la Administración del Estado.

La segunda medida fiscal beneficiará a las familias numerosas que adquieran su vivienda habitual, a las que se les aplicará un gravamen del 5% frente al 7% general en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y de un 3% cuando cumplan determinados requisitos.