18 de enero de 2011

‘Gran Reserva’ rueda en la jornada de hoy en Alfaro diferentes escenas para dos capítulos de la segunda temporada de esta serie de Televisión Española que narra los avatares de dos familias de bodegueros riojanos, los Cortazar y los Reverte.
El equipo de rodaje de la productora de la serie, Bambú Producciones, grabará en Alfaro localizaciones para los capítulos 19 y 20, que tendrán como escenarios la Colegiata de San Miguel, el centro de la ciudad y el centro cultural de Caja Rioja, entre otros espacios.
Alfaro se incorpora de este modo a los escenarios riojanos de esta serie que está localizada en el imaginario pueblo de La Siesta y cuyos exteriores se graban en Briones, Cenicero, Fuenmayor, Logroño y Haro.
Hasta Alfaro se ha trasladado un equipo de rodaje compuesto por 80 personas y entre los actores que asisten a la grabación figuran Emilio Gutiérrez Caba, Luisa Martín, Aitana Garrido y Alejandra Llorente. Además, un total de diez personas de Alfaro figuran como extras.
La segunda temporada de Gran Reserva, que comenzará a emitirse previsiblemente en la primavera de 2011, ampliará sus localizaciones a un mayor número de paisajes y localidades riojanas e incorporará nuevos actores y tramas.
La productora Bambú Producciones, autora de la serie, comenzó en septiembre del pasado año 2010 el rodaje en Fuenmayor de la segunda temporada de este producto de ficción que cuenta con la colaboración del Gobierno de La Rioja a través de la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial.
Ambientada en tierras riojanas y con el mundo del vino como telón de fondo, ‘Gran Reserva’ ha sido una de las revelaciones televisivas de 2010 con una audiencia media de más de 4,2 millones de espectadores durante su emisión entre los meses de abril y julio y ha sido vista por más de 25 millones de espectadores. ‘Gran Reserva’ fue premiada como ‘Mejor producto del año’ por los críticos en el II Festival de Televisión y Radio de Vitoria-Gasteiz.
La serie narra los avatares de dos familias de bodegueros riojanos con dos concepciones diferentes del negocio vitícola: los Cortázar, que consideran el vino un lucrativo negocio, y los Reverte, para quienes la viña y la tierra son una forma de vida.
En su segunda temporada, la trama tendrá como ingredientes los celos entre hermanos, amores inesperados, traiciones, muertes y un secreto familiar oculto durante décadas y volverá a mostrar los paisajes y bodegas de La Rioja, así como los viñedos riojanos y la espectacularidad cromática que nuestra región ofrece a lo largo de las diferentes estaciones del año.
El Gobierno de La Rioja colabora con este exitoso producto mediante el alojamiento del equipo de rodaje y la prestación de asesoramiento sobre posibles localizaciones de escenas. Esta colaboración se inscribe en las nuevas acciones de promoción turística de la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial orientadas a reforzar el papel de La Rioja como destino de interior único, singular y sorprendente, así como su liderazgo en el mundo del vino.