17 de noviembre de 2011

El consejero de Educación, Cultura y Turismo, Gonzalo Capellán, ha firmado esta mañana los contratos-programa para el incremento del éxito escolar, dentro del Programa de Cooperación Territorial, con los directores de cinco centros públicos riojanos de primaria y secundaria.

Gonzalo Capellán ha declarado que: "se trata de una primera medida que servirá para establecer un buen observatorio, de seguimiento y referencia, del Plan del Éxito Escolar, una de las apuestas más importantes de esta consejería de Educación, diseñado para mejorar el resultado académico de los alumnos, reducir el absentismo escolar y aumentar la implicación de las familias en el ámbito educativo".

El consejero de Educación, Cultura y Turismo ha explicado que estos contratos se firman con centros públicos de primaria y secundaria, a los que se facilitarán los recursos necesarios para la ejecución de los proyectos, que han sido diseñados teniendo en cuenta las necesidades de cada centro, y siempre con el objetivo de mejorar el resultado académico de los alumnos, especialmente el de aquellos en situación de desventaja escolar.

Los centros que han suscrito estos contratos han sido: CEIP San Francisco de Logroño, IES Práxedes Mateo Sagasta de Logroño, CEIP Don Eladio del Campo de Murillo, IES Batalla de Clavijo de Logroño y CEIP San Fernando de Nájera. Tendrán una duración de tres años y la Consejería pondrá a disposición de los centros recursos humanos y económicos: seis maestros, tres orientadores, cuatro profesores y 52.800 euros para gastos de funcionamiento.

Estos contratos-programa cuentan con una dotación económica de 476.715 euros, de los que el Gobierno de La Rioja aporta el 50%, que supone 235.869,36 euros, el resto lo asume el Ministerio de Educación.

Plan de Éxito Escolar

Según las directrices de este Plan de Éxito Escolar, los centros de educación primaria desarrollarán acciones dirigidas a la detección temprana de las dificultades, crearán grupos flexibles que favorezcan la atención diferenciada, llevarán a cabo actividades para desarrollar la lectoescritura y el cálculo, y se establecerán las medidas necesarias que aporten una mayor coordinación entre los centros de Primaria y los de Secundaria, para facilitar el tránsito del alumnado entre ambas etapas educativas.

Los centros de Educación Secundaria implantarán nuevas medidas de refuerzo para los alumnos con dificultades de aprendizaje, agruparán las materias en ámbitos, se incrementará la oferta de programas de diversificación curricular, se coordinará el equipo de profesores y se reforzará el papel del tutor. Además, se fomentará la participación de la familia en la organización de actividades académicas y extraescolares, y aumentará la formación a padres en los centros.