30 de mayo de 2014

Gonzalo Capellán y Abel Bayo, durante la rueda de prensa

El consejero de Educación, Cultura y Turismo, Gonzalo Capellán, ha anunciado hoy la próxima remodelación integral del IES Sagasta en la que el Gobierno de La Rioja invertirá en torno a 25 millones de euros. Gonzalo Capellán, que ha comparecido junto al director general de Educación, Abel Bayo, ha destacado que se trata de una obra "muy esperada y compleja, que buscará preservar el valor histórico y patrimonial de un edificio emblemático para la ciudad de Logroño adaptándolo a las necesidades educativas del siglo XXI".

Asimismo, ha indicado que el Ejecutivo riojano ha estudiado varias soluciones para mejorar el estado del edificio y finalmente se ha decantado por una intervención integral. "El anteproyecto elegido va a solucionar los problemas estructurales, de instalaciones y de fachadas, mejorará la distribución de los espacios y actualizará los sistemas de seguridad", ha detallado.

De este modo, la intervención abordará cuestiones estructurales; las humedades; la renovación de los sistemas de saneamiento, electricidad y calefacción; la renovación de la carpintería exterior; los medios de detección, control y extinción de incendios; la falta de espacios deportivos; la redistribución de los espacios dedicados a la docencia; y restauración de mobiliario antiguo.

Las obras comenzarán en septiembre de 2015 y durante el transcurso de las mismas el IES Sagasta seguirá desarrollando su actividad docente, que será trasladada al antiguo IES Comercio de Logroño, situado en la calle Luis de Ulloa, y al edificio cercano que antes ocupaba la residencia universitaria.

A tal efecto, ambas instalaciones serán acondicionadas a lo largo del próximo curso 2014-2015 de modo que el servicio se preste en condiciones óptimas y en unas instalaciones de calidad para el desarrollo educativo. El claustro y el Consejo Escolar del IES Sagasta ya han sido informados de este proceso, que es una demanda histórica de la propia comunidad educativa.

En los últimos cuatro años, el Gobierno de La Rioja ha invertido 190.829 euros en varias intervenciones que han tenido por objeto reforzar la estructura del inmueble; habilitar una sala con tanques de almacenamiento de gasóleo; reparar las soleras de varias aulas y parte de la carpintería interior; eliminar diversas humedades y goteras; reformar la instalación eléctrica, y sustituir varios falsos techos.

Además, desde su construcción en 1893, el edificio ha sufrido numerosas obras de remodelación, de instalación de calefacción y de electricidad y de ajuste y traslado de espacios sin ningún criterio fijo, lo que ha provocado que pierda unidad y coherencia. Por todo ello, el centro requería de una intervención integral.

El consejero también ha indicado que la Consejería de Educación trabajará de forma coordinada con el Ayuntamiento de Logroño para que tanto esta intervención en el inmueble como las planificadas en el entorno del edificio por el consistorio logroñés se aborden con una visión de conjunto.

"Trabajamos bajo la premisa de que el edificio nació con una vocación de servicio a la sociedad y que debe conservar el lugar que ocupa en la historia y la vida de la ciudad de Logroño", ha recalcado Gonzalo Capellán. En este sentido, también ha apuntado que se está valorando la oportunidad de dotar al centro docente de nuevos espacios que permitan destacar la importancia de los bienes que alberga y abrirlos al público.

Entre los tesoros que guarda el Sagasta destacan la biblioteca formada por más de 30.000 volúmenes, algunos del siglo XVI y 1.440 de ellos incluidos en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Nacional; el Gabinete de Historia Natural, con colecciones datadas en la segunda mitad del siglo XIX, el herbario y las colecciones de mineralogía y condrología del Dr. Zubía (1850-1890), o el Gabinete de Física y Química que conserva equipos de final del siglo XIX, entre otros.

En el centro se imparten actualmente los niveles de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato en distintas modalidades que incluyen, por ejemplo, Bachillerato Nocturno o Bachillerato Internacional. Este último curso, por sus aulas han pasado 965 alumnos, repartidos en 36 grupos (22 de ESO y 14 de Bachillerato).

Historia de un edificio emblemático

En 1893 Luis Barrón redactó el proyecto para el nuevo edificio que contendría el Instituto Provincial, dos escuelas de enseñanza primaria, la Escuela Normal de Maestros, la Biblioteca Provincial, la Escuela de Artes y Oficios y un Museo de Reproducciones Artísticas, de ahí que el inmueble tenga distintos accesos independientes en todas sus fachadas. Se ubicaría en los terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Logroño y ocupados por el convento de los Carmelitas Descalzos (s. XVII). En 1895 se derribó el conjunto arquitectónico del convento y se colocó la primera piedra del nuevo edificio, que estaría acabado y en funcionamiento en el año 1900.