19 de febrero de 2008

La Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja ha suscrito un convenio con el Ministerio de Sanidad y Consumo para la promoción de actividades para la salud bucodental infantil durante el año 2008. Mediante dicho acuerdo, el Ejecutivo riojano recibirá este año 73.056 euros, cuantía que supone un 7,3% del coste total que este programa cuesta a la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja: cerca de un millón de euros anuales.

Desde hace 16 años se viene desarrollando en La Rioja el Programa de Salud Bucodental infantil, puesto en marcha en 1991 por la Consejería de Salud. Dicho programa ofrece cobertura gratuita a toda la población escolarizada de la Comunidad Autónoma de La Rioja, un total de 25.107 niños riojanos, con edades comprendidas entre los 6 y los 15 años. Por su parte, el programa que presenta ahora el Ministerio sólo cubre al 62% de los niños de 7 y 8 años de La Rioja (3.247 niños).

De hecho, sólo la cuantía que la Consejería de Salud invierte cada año en la adquisición del material de aplicación de flúor, 75.600 euros, ya es superior a la subvención otorgada por el Ministerio para todo el programa (73.056 euros). La aplicación de flúor es una actividad de promoción y prevención de la salud, dentro del programa general de actuaciones en materia de Salud Bucodental, dirigida a todos los escolares de Educación Primaria de La Rioja (escolares de 1º a 6º de Primaria).

Seis unidades de Salud Bucodental
El Programa de Salud Bucodental infantil se desarrolla actualmente con personal propio (odontólogos e higienistas dentales), mediante las seis unidades de Salud Bucodental de La Rioja, ubicadas en los Centros de Salud de Cascajos, Siete Infantes de Lara, Espartero, Haro, Calahorra y Alfaro.

Las caries y la enfermedad periodontal son, actualmente, los problemas de salud más frecuentes que padecen los escolares riojanos. Ambas patologías pueden evitarse si se interviene sobre los principales factores determinantes y es la prevención el principal método para reducir la incidencia de estas enfermedades.
Con este objetivo, las actividades que efectúan estos profesionales del Sistema Público de Salud riojano engloban tanto la educación en salud como la exploración, diagnóstico y tratamiento bucodental cuando se requiere.

Por un lado, Salud fomenta la promoción de la salud bucodental entregando en los centros escolares equipos de enjuagues con flúor a los alumnos de Educación Primaria, e impartiendo en las aulas la formación oportuna sobre la higiene dental y los hábitos dietéticos.

Por otro lado, las unidades de Salud Bucodental (cada una de ellas formada por un odontólogo y un higienista dental) se desplazan anualmente a los centros escolares para realizar la exploración bucodental a los alumnos de 1º, 3º y 5º de Educación Primaria y 1º y 3º de E.S.O.. Cada año se visitan 154 centros de los cursos mencionados, lo que supone un total de 13.840 niños al año.

Una vez efectuada la exploración, los padres reciben un informe con el resultado de la misma. Para aquellos niños que precisan recibir un tratamiento específico, el informe contiene además una cita con el día, la hora y la unidad correspondiente en la que serán atendidos por los dentistas del programa.

Según los resultados del Programa de Salud Bucodental de La Rioja del último curso escolar evaluado, más del 67% de los niños incluidos en el programa acudieron a la consulta de las unidades de Salud Bucodental. Además, los indicadores del último curso muestran que casi el 43,52% de los niños revisados presentaban caries.