16 de septiembre de 2010

El Gobierno de La Rioja recuerda al Ayuntamiento de Logroño que el equipo de gobierno municipal es el único responsable de la mala situación económica que atraviesa en estos momentos el Consistorio logroñés.

La mala gestión realizada durante los últimos tres años ha llevado a que el Ayuntamiento de Logroño esté en una situación económica grave que incumple la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Los informes técnicos municipales así lo ratifican: "las cifras de Remanente de Tesorería que se derivan de la liquidación de 2009 muestran una alarmante disminución. Después de la Incorporación de Remanente todavía es más significativa la escasez de recursos para afrontar el resto del ejercicio 2010 respecto a lo que era la situación en ejercicios anteriores".

Ante este incumplimiento es la propia Ley de Estabilidad Presupuestaria la que determina que el Ayuntamiento debe realizar un Plan Económico-Financiero.

El Gobierno de La Rioja ha ejercido su responsabilidad de tutela financiera y ha aprobado un plan en el que el Consistorio logroñés recoge una declaración de intenciones. A partir de ahora el Ayuntamiento logroñés debe cumplir los compromisos que se establecen en el plan y la responsabilidad del Gobierno riojano es vigilar que se cumplan.

El Ejecutivo riojano solicita al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Logroño que en lugar de culpar a otros de su mala gestión económica, sea responsable y trabaje para reconducir la situación y mejore la gestión municipal.