1 de agosto de 2011

Ante las declaraciones efectuadas por el sindicato UGT, el Gobierno riojano se ratifica en todas las actuaciones de austeridad y eficiencia que ha puesto en marcha en los últimos días, y concretamente la reducción del 0,54% del total del personal de la Comunidad Autónoma como consecuencia de la nueva estructura organizativa del Gobierno de La Rioja que redujo de 10 a 7 el número de consejerías.

Por ello, el Gobierno regional reitera que tanto el número de empleados públicos afectados como el ahorro derivado de las medidas adoptadas son los manifestados por el Gobierno. Esta nueva estructura ha hecho necesaria la modificación de la relación de puestos de trabajo para poder adaptar las unidades administrativas a la nueva configuración y competencias.

El Ejecutivo riojano recuerda que tanto la nueva plantilla como la nueva relación de puestos de trabajo, ésta última negociada con las organizaciones sindicales, buscan asegurar la efectividad de las medidas de austeridad y eficiencia puestas en marcha por el Gobierno riojano y su objetivo es optimizar los recursos humanos disponibles de la Administración Pública y evitar actuaciones que eleven los gastos de personal dado el contexto económico actual.

Finalmente, el Gobierno riojano le pide una reflexión a UGT como organización sindical y una actuación responsable ante la actual crisis económica ya que la situación de riesgo país, la tensión financiera que existe en Europa, la necesidad de contención del déficit y el diseño de medidas que permitan elaborar un presupuesto en equilibro, hacen necesaria la adopción de distintas políticas de ajuste que permitan al gobierno garantizar la prestación de servicios y que el sistema sea sostenible.