30 de marzo de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha presentado el nuevo Decreto de Adjudicación de VPO, que entrará en vigor en el segundo semestre del año, y que actualiza y regula de forma más equitativa el acceso de los riojanos a la vivienda protegida. Burgos ha señalado que el objetivo de este Decreto, que pone en marcha un sistema de baremo único para todos los sorteos de vivienda protegida que se realicen en nuestra Comunidad, es "que las adjudicaciones sean públicas e iguales, ante notario, con un baremo único y evitando el fraude pues el IRVI ejercerá el derecho de tanteo y retracto sobre las segundas transmisiones de VPO". Burgos ha recalcado que la vivienda protegida es una prioridad del Gobierno de La Rioja por lo que "ha de ser gestionada de forma eficaz, mediante una distribución equitativa y justa de las viviendas y de las ayudas públicas".

El Consejero de Vivienda ha incidido que con este nuevo decreto "se elimina toda rastro de arbitrariedad porque la política del Gobierno de La Rioja es que las personas que realmente tienen más necesidad de una vivienda sean las que tengan más opciones en los sorteos de VPO".

El decreto regula la adjudicación de las viviendas protegidas de nueva construcción destinadas a la venta y también la adjudicación de las VPO que el IRVI o la Consejería de Vivienda y Obras Públicas adquieren por derecho de tanteo y/o retracto. Una vez entre en vigor este decreto, la adjudicación de viviendas por el IRVI o los ayuntamientos deben realizarse siempre bajo estas condiciones: presencia de un fedatario público, obligatoriedad de inscripción en el Registro de Solicitantes de VPO del Gobierno de La Rioja y aplicación a las solicitudes del baremo único.

El baremo único que regirá en todas las adjudicaciones
El baremo único, que se aplicará en todas las adjudicaciones de vivienda protegida que tengan lugar en La Rioja, es el instrumento adoptado por el Gobierno de La Rioja para dar más oportunidades de acceso a la vivienda a los que más necesidad tienen.

Este baremo se rige por siete variables entre las que figuran el arraigo y la integración (se dará un punto por cada año de empadronamiento en el municipio en que se solicita la vivienda o medio punto si se está empadronado en otro municipio riojano, hasta un máximo de 15 puntos); por ingresos (con una horquilla que va de los 2 puntos si los ingresos son superiores a 5,5 veces el IPREM –Indicador Público de Renta de Efectos Múltiple- o un máximo de 8 en el caso de que éstos sean inferiores a los 1,5 IPREM); por composición familiar (se otorga 3 puntos a las familias monoparentales o las unidades de convivencia compuestas por dos miembros mientras que se conceden tres puntos extras por cada hijo, esté o no a cargo del solicitante, mientras que las familias numerosas tendrán 3 puntos adicionales); por emancipación laboral (un punto por cada 100 días cotizados, hasta un máximo de 15 puntos) ; por emancipación de vivienda (un punto por cada seis meses de alquiler, de nuevo hasta un tope de 15 puntos, y con una baremación del esfuerzo de las rentas destinadas al alquiler: un punto si se dedica el 40% de los ingresos al alquiler; 2 si este esfuerzo se sitúa entre el 40 y el 60%; y tres puntos si se dedica más del 60% de los ingresos); discapacidad (los solicitantes con un grado del 33% de discapacidad tendrán un punto, a los que se les adicionará un punto por cada 10% más de discapacidad); y circunstancias extraordinarias (se beneficiarán de tres puntos los solicitantes que hayan sido víctimas de terrorismo o de género, o los que estén afectados por un expediente de expropiación, o los amenazados con riesgo de exclusión social, o los dependientes a cargo con arreglo a la Ley de Dependencia, siendo todas estas circunstancias compatibles entre sí).

Procedimiento de adjudicación

El procedimiento que seguirá el IRVI para seleccionar los adjudicatarios y adjudicar las viviendas será el siguiente:

1. Convocar el sorteo para cada municipio. En las localidades de más de 10.000 habitante las convocatorias serán el primer trimestre de del año natural con una frecuencia, como mínimo de una vez cada dos años; mientras que en el resto de municipios el primer sorteo se llevará a cabo una vez se disponga de la primera calificación provisional de viviendas y las siguientes se realizarán cada dos años a partir de la fecha del primer sorteo.

2. Elaboración del listado de admitidos al sorteo. Podrán participar todos los inscritos en el Registro, gestionado por el IRVI, a la fecha indicada en la convocatoria que cumplan los requisitos para comprar las viviendas.

3. Baremación de las solicitudes.

4. Celebración del sorteo público ante notario de todos los admitidos. Del sorteo se extraerá un listado de adjudicatarios provisionales. Cada vez que se realice una calificación provisional de VPO, la Dirección General se la trasladará al IRVI que preparará un listado de tantos adjudicatarios como viviendas tenga la promoción a realizar. El IRVI será el encargado de comunicar el resultado del sorteo a los adjudicatarios y comprobará que éstos cumplen los requisitos exigidos para adquirir las viviendas sorteadas. El IRVI trasladará al promotor la relación de adjudicatarios y el promotor los citará para ofrecer las viviendas por riguroso orden de listado. Tras este acto, promotor y adjudicatario suscribirán el contrato de compraventa que deberá ser visado por la Dirección General.

En caso de renuncia o baja, el IRVI comunicará al promotor la existencia de un nuevo adjudicatario –siempre en riguroso cumplimiento del listado resultado del sorteo-. Estos listados estarán a disposición del público en la Dirección General, en el IRVI y en los Ayuntamientos afectados (también se podrán consultar en la web municipal).