13 de septiembre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha comparecido en rueda de prensa para adelantar cuál va a ser la postura del Gobierno de La Rioja en la Sectorial del Ministerio de Fomento que tendrá lugar mañana martes y a la que acudirán todas las Comunidades Autónomas. Burgos ha adelantado que ni el Gobierno de La Rioja ni los riojanos se pueden permitir "ningún recorte más en materia de infraestructuras".

La Sectorial de Fomento, que será presidida por el Ministro José Blanco, presentará en el orden del día una nueva versión del Plan de Impulso del Transporte de Mercancías por Ferrocarril y una actualización del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT). Bajo esta convocatoria subyace, en palabras de Antonino Burgos, "un nuevo acto de propaganda que pretende enmascarar la grave crisis por la que atraviesa el Ministerio de Fomento que un día anuncia la paralización de las inversiones, al día siguiente rectifica y dice otra cosa, y al tercero, la contraria".

Así, desde el Gobierno de La Rioja se denuncia que bajo el nombre altisonante de Plan de Impulso del Transporte de Mercancías por Ferrocarril se esconde "un power point de 12 páginas que explica ideas generales sin aportar ni planes ni presupuestos". Además, la crítica a este Plan se justifica porque "lleva cinco años de retraso y no hace sino generar confusión". En opinión de Burgos, el Gobierno de España ha vuelto a cambiar toda la planificación del Transporte de Mercancías de Ferrocarril "ya que ya no se contempla la posibilidad de utilizar las Altas Prestaciones para este tipo de transporte que vuelve a recurrir a las prestaciones convencionales".

En cuanto a las infraestructuras ferroviarias en nuestra región, el Consejero de Obras Públicas ha incidido en que La Rioja tiene una red decimonónica: "No se ha redactado aún el proyecto entre Castejón y Logroño ni se ha aprobado el estudio informativo de la línea Miranda-Logroño", ha denunciado Burgos. Para el Consejero, el único anuncio que esperan los riojanos en materia ferroviaria es que "el Gobierno de España en vez de publicitar tanto anuncio, estudie, proyecte y licite las obras", fundamentales para el establecimiento de este corredor ferroviario en nuestra región.

En lo que respecta al segundo punto del orden del día, esencial para el desarrollo socioeconómico de La Rioja (dentro del PEIT se contempla el desdoblamiento de la N-232, liberalización de la AP-68, enlaces de la autopista para su conversión en Ronda Sur y llegada de la Alta Velocidad a la región), Burgos ha denunciado que bajo esta "actualización" se esconde un "recorte" que "puede ser sangrante para las infraestructuras riojanas".

Y es que, en opinión del Gobierno de La Rioja, de nuevo el Ministerio de Fomento plantea otra vuelta de tuerca a su política: "Se nos dice que España ha alcanzado un nivel de infraestructuras eficaz y que ahora toca apostar por su gestión, es decir, se nos anuncia un recorte y una eliminación de infraestructuras contempladas en el PEIT". Burgos criticó que de las actuaciones contempladas en el PEIT, cinco años después de su aprobación, "ninguna se ejecuta en La Rioja".

Por eso, y ante la falta de seriedad y rigor del Ministerio de Fomento, Burgos ha adelantado que el Gobierno de La Rioja "se opondrá a cualquier recorte del PEIT para que lo que en su día se incluyó, con mucho esfuerzo y gracias a la presión del Gobierno riojano y de los agentes sociales, no se toque".