5 de febrero de 2008

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo, ha iniciado una campaña informativa sobre los beneficios de la prevención de riesgos laborales en las empresas y las recomendaciones del estudio de los siniestros ocurridos en las mismas. El objetivo es disminuir la siniestralidad laboral e incrementar el número de empresas riojanas que cumplan con el objetivo siniestralidad cero. En 2007, el 82,77% de las empresas de La Rioja con trabajadores por cuenta ajena cumplieron este objetivo.

La Consejería de Empleo trabaja en cuatro grandes líneas para reducir la siniestralidad a cero: información y difusión de la cultura preventiva, formación, tutoría y asesoramiento de las empresas de acuerdo con su índice de siniestralidad y, por último, vigilancia y control.

Esta campaña se enmarca en el primer eje de información y difusión y, más concretamente, en el programa de prevención de riesgos laborales. Cumpliendo ganamos todos, con el que se pretende sensibilizar a la sociedad en general de la importancia de la prevención para evitar los accidentes laborales. Además, también contempla actuaciones de asesoramiento por parte de los técnicos del Irsal para todas aquellas empresas que lo requieran.

Con esta nueva campaña informativa la Consejería de Industria, Innovación y Empleo, quiere implicar a las empresas y a los trabajadores en la prevención de riesgos para que conozcan cómo estudiar sus propios accidentes, detectar las causas que los han producido y evitar así que se repitan.

Asimismo, incentiva la adopción de medidas preventivas que eliminan los riesgos de accidente en la empresa y garantizan un trabajo sano y seguro.

Para ello, desde la Dirección General de Trabajo, se remitirá una carta informativa a todas las empresas con centro de trabajo en La Rioja que registren un accidente laboral, en la que se describirá detalladamente qué es un accidente de trabajo, los plazos para la notificación de accidentes, la prevención de los mismos y una serie de recomendaciones, todo ello con el objetivo de integrar la prevención como un elemento más dentro del proceso productivo de la empresa.

Asimismo, se les informará sobre dónde acudir en caso de duda por parte del empresario o trabajador. El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo, cuenta como instrumento de apoyo a las empresas y sus trabajadores con el Instituto Riojano de Salud Laboral, cuya plantilla de técnicos en prevención de riesgos laborales prestará el máximo apoyo y asesoramiento en la toma de decisiones preventivas de la empresa.

En este proceso de integración de la prevención dentro de la empresa y para evitar que se vuelva a producir un accidente laboral, se recomienda investigar el siniestro en tres pasos:

1. Recogida de información. En ésta fase se reúne toda la información para reconstruir el accidente y ver todos los aspectos que han intervenido en el proceso como las condiciones materiales de trabajo, la organización del trabajo, el comportamiento humano o el entorno medio ambiental.

2. Determinación de las causas. El objetivo es identificar las causas principales del accidente, que han tenido una participación decisiva en el mismo, y cuya eliminación evita que se produzca otro accidente.

3. Establecimiento de medidas. La empresa debe evitar los riesgos, evaluar los que no se puedan evitar, combatir los riesgos en su origen, adaptar el trabajo a la persona, tener en cuenta la evolución de la técnica o planificar la prevención, entre otras.

Además, también se recomienda la integración de las siguientes medidas preventivas:

- Estabilidad de las medidas. Los efectos de las medidas adoptadas no deben desaparecer o disminuir con el paso del tiempo.

- No desplazar el riesgo a otro puesto de trabajo. La supresión de un riesgo en un puesto de trabajo no debe crear otro riesgo en ese o en otros puestos.

- Alcance. La medida debe resolver el mayor número de problemas presentes y, a su vez, que su implantación beneficie al mayor número de trabajadores potencialmente afectados.

- Evitar problemas para el trabajador. Se debe evitar que las medidas a tomar lleven consigo un aumento de las molestias para el trabajador, ya que, de ser así pueden resultar poco eficaces.

- El dinero destinado a prevención es inversión rentable. No se debe escatimar en temas de prevención, si entre las distintas medidas a optar hay menor eficacia preventiva, se debe inclinar por la más efectiva.

- Inmediatez. Las medidas óptimas para el control del riesgo, así como su planificación, deben ser ejecutadas en el plazo más inmediato posible.