8 de septiembre de 2010

El Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, ha suscrito el contrato para la ejecución de las marcas viales en la red regional de carreteras durante 2010. El contrato ha sido firmado por Manuel Muro Ramos, responsable de la empresa adjudicataria, Señalizaciones Muro, por un importe ligeramente inferior a los 450.000 euros (448.094 euros en concreto).

Burgos ha destacado que esta inversión contribuirá a aumentar los niveles de seguridad vial de nuestras carreteras y ha destacado que "las marcas viales son uno de los factores más importantes que inciden en la seguridad vial, especialmente en condiciones meteorológicas adversas con niebla o lluvia". "Una carretera con las marcas viales bien visibles es garantía de seguridad para el conductor", ha completado el Consejero de Obras Públicas que ha recordado que el Gobierno de La Rioja "renueva anualmente las marcas de todas nuestras carreteras".

Las marcas viales son aquellas que aparecen pintadas o marcadas sobre el pavimento de la calzada. Su color suele ser blanco, aunque también las hay amarillas (prohibiciones o limitaciones temporales), y azules para las zonas de estacionamiento limitado.

Las marcas viales están destinadas a dirigir la circulación de los vehículos indicando los carriles, sentidos, giros o zonas donde está prohibida la circulación. También existen marcas viales como señales de limitación de velocidad y otras similares a las señales verticales. Las marcas viales pueden ser longitudinales (separación de carriles), transversales (paso de peatones) u horizontales (limitaciones de velocidad, stop, flechas de dirección, pasos de cebra, etc.).